BK Villacrés se inspira en ritmos regionales

- 21 de abril de 2019 - 00:00
La artista capitalina se inició desde los 8 años en la música, participando en un reality televisivo. También integró varias agrupaciones femeninas.
Foto: Carina Acosta / El Telégrafo

La cantante ecuatoriana incursiona en los géneros de corrido y tex mex en los temas “Murió el amor” y “Con la misma moneda”, grabados en Quito.

En la vida de la cantante ecuatoriana BK Villacrés nada es casualidad. En su niñez su padre, Marcelo Villacrés, era locutor en radio El Vigía, la Voz de la Policía Nacional. Desde ese momento BK Villacrés ya soñaba con la música y los escenarios.

Y así sucedió BK, en 1994, con apenas 8 años participó en el reality televisivo “Una canción por la vida”, de Unicef, donde se destacó y fue finalista del concurso. “Desde ese momento me gustaron los escenarios y ya no me detuve”, contó.

Con ese amor a la música es que ahora presenta sus sencillos “Murió el amor” y “Con la misma moneda”, que son nuevas versiones, pero en el estilo de BK Villacrés.

Las melodías se grabaron en Quito, en el Estudio Z, por DJ Lobo. “Estoy iniciando en el género de corridos y tex mex, es música del despecho o de las personas que han sufrido por amor”, dijo.

La artista anunció que luego de estos sencillos lanzará un tema inédito, del cual no reveló mayores detalles.

BK Villacrés indicó que interpreta todo tipo de géneros, desde baladas románticas, ritmos bailables, vallenato, cumbias, en los shows que brinda.

Inicios y carrera profesional

BK Villacrés, cuyo nombre de pila es Verónica, admitió que desde su época colegial la llamaban BK, por eso decidió llamarse así en su proyecto  artístico.

Al inicio integró varias agrupaciones femeninas, entre ellas, Amaretto & Miel, pero siempre buscó lanzarse como solista.  

De personalidad polifacética, la intérprete estudió una carrera relacionada a las finanzas. “Soy ingeniera financiera, por lo que trabajé en el sector de la banca y finanzas seis años”.  

Sin embargo, luego de combinar su vida entre las oficinas y los escenarios prefirió los últimos para realizarse personal. “En diciembre renuncié para dedicarme 100% a la música, es lo que quería”, confesó.

BK ya tiene casi seis meses como solista y no se arrepiente, porque es lo que siempre soñaba.

Las metas de la cantante se enfocan en el país para posicionar su música y luego al exterior. “Quiero llevar mi arte y mis canciones a todos los rincones y provincias del Ecuador”, indicó la artista. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: