Ben Affleck afronta el difícil reto de ser el octavo Batman

28 de agosto de 2013 - 00:00

Cuando Tim Burton eligió a Michael Keaton para ser Batman a finales de los ochenta, miles de fans del héroe de DC Cómics enviaron cartas a la distribuidora Warner para expresar su rechazo, y sin embargo la película recaudó más de 250 millones de dólares solo en Estados Unidos.

En aquel entonces no existían las redes sociales, que han propiciado la insólita oleada de rechazo a la decisión de que Ben Affleck sea el octavo hombre murciélago en ‘Man of Steel’, de Zach Snyder, en la que se verá la cara con Superman.

De acuerdo con el portal Hollywood Reporter, Affleck forma parte de un ambicioso proyecto que involucra cintas del ‘Caballero de la Noche’ como crossovers de DC Cómics.

Además, uno de estos trabajos será el filme basado en ‘La Liga de la Justicia’, en el cual Affleck no sólo interpretaría a Batman, sino que también haría intervalos como director.

Un 71 por ciento de tuiteos en contra y una popular iniciativa en la red de recogida de firmas Change.org -pidiendo que Warner retire a Affleck del proyecto- han generado gran revuelo en Internet y los medios en general. Pero no es la primera vez que un candidato a Batman desata el rechazo entre los seguidores del héroe.

Keaton al final convenció, a pesar de sus peleas con el traje, que le daba claustrofobia, según confesó en alguna entrevista, y la película de Burton dio al personaje ese aire oscuro en el que años más tarde incidiría Christopher Nolan.

Pero antes de llegar al cine, el personaje creado por Bob Kane y Bill Finger en 1939 tuvo otra vida en los seriales de televisión. Lewis Wilson fue, en 1943, el primer actor en ponerse la capa para una serie de 15 capítulos en la que se enfrentaba a un villano japonés que convertía a la gente en zombis.

Debido al éxito de audiencia, Columbia Pictures produjo una segunda parte, ‘Batman y Robin’, en la que Robert Lowery hizo el papel principal, esta vez con menor impacto.

Más popularidad alcanzó Adam West en otra serie que la cadena estadounidense ABC tuvo en antena entre 1966 y 1968, con un tono cómico que se mantuvo en la adaptación a la gran pantalla que dirigió Leslie H. Martinson con prácticamente el mismo reparto.

Eso sí, ninguna de esas series, con un tratamiento más bien ligero, fue considerada por Tim Burton ni en su primera entrega cinematográfica, ni en la secuela que aceptó dirigir en 1992.

‘Batman Returns’, a la que Keaton dijo sí solo tras conseguir un buen aumento de salario, logró unos nada despreciables 162 millones de dólares en taquilla. Las críticas, sin embargo, hicieron hincapié en su desmesurado tono pesimista.

Así que ni Burton ni Keaton siguieron en el barco y Warner fichó a Joel Schumacher para ponerse detrás de la cámara en 1995 y a Val Kilmer como héroe, en una secuela más luminosa que fue bien en taquilla, aunque no puede decirse lo mismo de las relaciones entre director y protagonista, que no fluyeron demasiado.

Fue entonces cuando Schumacher reclutó a George Clooney para su ‘Batman & Robin’ (1997), una decisión que el actor acabaría lamentando. “Ha sido fácil interpretar a Batman porque ahora ya está establecido que no importa quién esté bajo de la máscara del murciélago: lo importante es la máscara”, decía un Clooney en plena promoción de la cinta, años antes de reconocer el error.

Schumacher, por su parte, explicaba que entonces también rodaron bajo una presión muy fuerte. “Había grandes segmentos del público que querían que nos fuera mal y nos empezaron a criticar incluso antes de que finalizáramos el rodaje”, aseguraba.

Tras el batacazo, Warner tardó ocho años en  poner nuevamente en acción al superhéroe sin superpoderes.

El encargado de la resurrección fue Christopher Nolan que, con Christian Bale como protagonista, regresó a la oscuridad y a la introspección psicológica en un proyecto que acabó en trilogía y que tuvo un éxito de público y crítica sin precedentes.

Pero es precisamente esa buena acogida lo que también ha pesado en la presión a la que se está enfrentando desde ya Ben Affleck, quien empezará a rodar el año que viene, con vistas a estrenar en 2015.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: