¿Por qué ese uso de la figura e ideas de Juan Montalvo?

10 de abril de 2012 - 00:00

Sospechosamente, en la misma semana que se produciría la votación de la Ley de Comunicación, algunos medios de la prensa llamada libre e independiente toman a Juan Montalvo como su imagen y bandera política.

Nadie es ingenuo ni tonto para asumir que  lo hacen en honor al pensador, político y escritor que combatió a la tiranía de Gabriel García Moreno desde su condición de revolucionario.

Es sospechoso porque, ya antes, todos los periódicos usaron abusivamente las imágenes de Tránsito Amaguaña, monseñor Leonidas Proaño y de Eugenio Espejo, hace casi un año, en la campaña por el “No”, en la consulta popular.

Y lo hicieron abusivamente, sin considerar el espíritu real de su pensamiento y tan solo como una herramienta política.

Ahora, con Juan Montalvo, quieren hacer algo parecido y no escatiman recato, pues si revisan cada uno de sus escritos, pensamientos, obras e ideología, tendrían que pensar dos veces porque el tiro les puede salir por la culata.

Jamás Montalvo habló de tiranías sin considerar hechos y acciones concretas de un gobierno que no solo mandó a matar sino que instauró una jurisprudencia, que solo después, con Eloy Alfaro y la Revolución Radical, se pudo acabar proponiendo una Constitución y un conjunto de cambios revolucionarios.

Pero lo más significativo es que se revela en ese uso una acción coordinada de los medios. ¿Eso se llama “colusión” o un corporativismo explícito para hacer oposición política a una ley o a un proyecto político con el que no están de acuerdo, incluso por encima de lo que ordena la Constitución y el mandato de la consulta popular del año pasado?

Lo cierto es que cada vez se revelan como actores políticos desde un poder mediático al que  llaman independiente como cliché, pero no al servicio de la gente y la sociedad, solo a sus intereses.