Pequeños esfuerzos para conectar a los jóvenes con la estética y el arte

- 19 de diciembre de 2016 - 00:00

En 2011 se celebró por primera vez el Festival Intercolegial de Cine de Guayaquil (FIC). Como cada cosa que comienza, era un encuentro de pequeñas dimensiones. Casi todos los grupos participantes provenían de colegios de la ciudad, y las producciones se desarrollaban con la precariedad que implica ser un adolescente sin demasiado acceso a equipos de producción, grabación y edición de cine. Ahora acaba de realizarse la sexta edición, en la que varios de los grupos participantes contaron con la ayuda de agencias productoras, luego de un pitch, como los que se realizan en el Consejo Nacional de Cine. Además, el FIC contó en esta ocasión con la participación de estudiantes de secundaria de otros países de América Latina.

El FIC es una pequeña propuesta que intenta responder a un problema del que llevamos mucho tiempo hablando: la mínima aproximación a las artes desde edades tempranas por parte de los jóvenes en Ecuador. En incontables ocasiones, artistas de todo el país han expresado su preocupación por el poco contacto que tienen niños y adolescentes con experiencias estéticas, una situación que no ayuda en la tarea titánica —en la que todavía quedan muchísimas cosas por hacer— de formar audiencias y, por qué no, artistas.

De esto último da cuenta otro proyecto que empezó en la década pasada. En 2002 se realizó la primera edición del Festival Mirada Joven. Organizado por el colegio Cedfi de Cuenca, este espacio fue la oportunidad para que muchos adolescentes pudieran expresar sus pensamientos a través del cine, el arte y la poesía. Llegaron a participar 1.450 estudiantes de ochenta colegios de siete provincias del país. Participaron como jurados del concurso referentes como Camilo Luzuriaga, Eliécer Cárdenas y Tania Hermida, y cada año se realizaba una serie de talleres artísticos. De ahí salieron algunos jóvenes valores que ahora desarrollan su carrera artística, sobre todo en cine. Mirada Joven se realizó por última vez en 2010, y ahora se están haciendo esfuerzos por reactivarlo.

En esta edición miramos un poco estas propuestas que le plantan cara a un problema estructural al intentar acercar a los jóvenes al arte.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: