Ola Bini intentó ingresar a los sistemas de 3 entidades

- 19 de agosto de 2019 - 00:00

El ciudadano sueco Ola Bini es un experto en tecnología, desarrollador de software, programador y activista. Llegó a Ecuador en 2013 empujado por su novia, la ecuatoriana Sofía Celi, y por la amistad con el hacker australiano, Julian Assange, quien permaneció en la embajada de Ecuador en Londres durante casi siete años.  

Bini, de 37 años, es director del Centro de Autonomía Digital, una pequeña organización sin fines de lucro, con sede en este país y en España. El experto en tecnología está clasificado por Computerworld como el desarrollador número seis de Suecia, en 2008.

También creó dos lenguajes de programación y es un activista de software libre, privacidad y transparencia. Su amigo Assange fue arrestado el 11 de abril de 2019 en la capital inglesa. Al día siguiente, se dictó la orden de captura de Bini en este país luego de la denuncia del Gobierno sobre un ataque cibernético contra instituciones públicas.

Bini fue detenido mientras estaba en el aeropuerto de Quito para embarcarse en un vuelo a Japón. Llevaba 30 dispositivos de almacenamiento electrónico; él es sospechoso de participar en un complot para desestabilizar el Gobierno, según denunció la ministra de Gobierno, María Paula Romo.

Bini estuvo involucrado con dos piratas informáticos rusos y el exministro de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño, quien está prófugo. Con él habría viajado a Perú, España y Venezuela. Bini estuvo detenido desde el pasado 12 de abril hasta que salió en libertad condicional con la obligación de presentarse una vez a la semana en el Ministerio Público.

Sin embargo, este jueves la Fiscalía anunció que descubrió nuevas evidencias en ese caso: Bini habría intentado acceder a tres instituciones públicas: Petroecuador, la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) y la ex-Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain).

¿Cómo encontraron esas pruebas? Con vídeos de seguridad de su edificio, allí vieron las claves de acceso a su I-Phone que los llevó a un archivo del registro de intento de hackeo en esas entidades. La Fiscalía indaga la relación de Bini con la empresa ThoughtWorks Software de Ecuador que tiene movimientos por más de 22 millones de dólares en los últimos seis años. (O