Lo simbólico y el lenguaje Apuntes sobre la esencia del pensamiento

- 12 de diciembre de 2016 - 00:00

«Me di cuenta de que el poder y la política no son la misma cosa», dice el filósofo colombiano Santiago Castro-Gómez cuando le preguntan por qué últimamente ha dejado de dar conferencias sobre Michel Foucault para centrarse en Karl Marx.

Castro-Gómez ensaya formas de continuar con la filosofía latinoamericana. Considera que la gran explosión del pensamiento en esta parte del mundo tuvo un primer momento que hay que superar: esa etapa en la que se hablaba de nuestras naciones como una forma de salir de las lógicas coloniales. Estuvo muy bien eso de decirles a los europeos: «Hey, nosotros existimos», pero ahora, dice Castro-Gómez, es momento de disputar con ellos el campo filosófico de igual a igual. Y en medio de ese intento, hace otra gran apuesta: hay que demostrar, por fin, que la filosofía sí puede ser un elemento político determinante.

Aquí presentamos una conversación que sostuvo Edwin Alcarás con Castro-Gómez a mediados de noviembre, cuando el colombiano llegó a Quito para dictar una conferencia en la Flacso, en una visita que coincidió con la del presidente chino Xi Jinping.

Pero ahí no acaba. Desde otras partes del mundo, traemos otras ideas a discusión. En este caso, se habla acerca del lenguaje y su carácter esencial tanto en la creación artística como en el psicoanálisis.

El dramaturgo argentino Mariano Tenconi Blanco dice que el teatro no está tan emparentado con el cine como se cree. Para él, está más relacionado con la literatura. Para rodar una escena en la playa, todo un equipo de producción y realización se desplaza hacia el mar. En teatro, en cambio, no importa que no haya arena, le dice a Ignacio Fusco, porque «vos no podés pensar que lo bueno de la escena sea habernos ubicado en un lugar», porque lo importante, sostiene, es el lenguaje, la literatura.

Por su parte, el francés Jean-Michel Vappereau, que pasó años como seminarista y luego como paciente de Jacques Lacán, afirma que el inconsciente no es la condición del lenguaje, sino que es al revés, y que el inconsciente es la condición de la lingüística.

Una vez más, CartóNPiedra llega listo para revolver esas mentes inquietas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: