El Día de la Discapacidad, compromiso de todo el país

04 de diciembre de 2017 - 00:00

En el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, instaurado por la ONU, se informó que el 15% de la población a escala mundial sufre alguna discapacidad. En nuestro país se registran 415.500 personas con ese diagnóstico. El tema ha estado siempre presente en Ecuador, la diferencia es que desde hace 10 años comenzó a ser abordado con seriedad y responsabilidad social. Desde la vicepresidencia ejercida por Lenín Moreno se llevaron a cabo varias campañas para comenzar a sacar del olvido a miles de compatriotas que estaban relegados en sus comunidades y en sus pueblos, incluso en las grandes ciudades. En la Sierra, por ejemplo, en remotos poblados fueron encontradas personas que nunca tuvieron acceso a la educación, tampoco a la posibilidad de ejercer alguna actividad laboral.

El impulso que se dio a la misión solidaria Manuela Espejo entre 2009 y 2011 recorrió las 24 provincias y los 221 cantones del Ecuador para catastrar y atender a 293.743 personas con limitaciones. La conclusión estadística identificó que el 24% de este colectivo tenía disfuncionalidad intelectual y el 76% otro tipo de discapacidad. Un entorno de extrema pobreza era también otra de las características de estos ciudadanos y de sus familias. El Banco Mundial afirma que la prevalencia de discapacidad obtenida por las investigaciones fue del 2,03%. La meta del Gobierno Nacional es alcanzar con asistencia al 100% de aquellos que viven en la extrema pobreza y en estado de vulnerabilidad. Acciones y ayuda concretas: sillas de ruedas, bastones, colchones y asistencia médica.

Algunos planes prioritarios del Gobierno son Toda una vida y Casa Para todos. Rocío González, esposa del Presidente de la República, junto con las brigadistas Las Manuelas, ha visitado más de 20.000 hogares de personas con algún impedimento. La atención –afirma- debe ser de manera integral, desde antes que nazcan los niños, con acompañamiento en salud, con ayuda concreta de bonos. Todavía falta mucho por hacer, las ciudades no terminan aún de diseñar espacios más inclusivos, con menos obstáculos para la movilidad, hacia allá deben dirigirse los objetivos y las prioridades. (O) et

Medios Públicos EP