En tiempos de congestión, use el sentido común en las vías

- 13 de diciembre de 2019 - 00:00

Diciembre es considerado un mes de reflexión. Pero, en el contexto urbano, suele ser una temporada de mucho estrés. En Quito, por ejemplo, se percibe un aumento en la carga vehicular en las vías cercanas a los centros comerciales. A ello se suman las obras de repavimentación en algunos sectores y, en los últimos días, la lluvia.

¿Qué hacer? Cada año se plantean operativos para mitigar los cuellos de botella vehiculares y precautelar la integridad de los peatones, quienes son –a la larga– los más vulnerables en el ecosistema de la movilidad urbana.

En temas de tránsito vehicular, los expertos suelen acentuar que no existen soluciones definitivas, y menos con un número considerable de vehículos rodando en las calles y avenidas.

Según datos de la Agencia Metropolitana de Tránsito, hasta la fecha hay 460.000 vehículos matriculados y calculan que faltan entre 23.000 y 25.000 automotores; es decir, oficialmente transitan casi medio millón de vehículos en una ciudad de 3 millones de habitantes.

La aplicación del plan Hoy no Circula ayudó a que no sean tan angustiosos los trancones en los sectores aledaños a las obras de repavimentación. Sin embargo, en zonas específicas sí se ha complicado el flujo de automotores por los cambios provisionales de circulación.

Las autoridades locales anuncian que trabajan en conjunto con los administradores de los centros comerciales para apoyar en esta época de comercio intenso, pero también es necesario aplicar algo que puede sonar un poco simplista: el uso del sentido común.

Los transeúntes siempre tienen prioridad en cualquier lugar y por ende en las cercanías de los malls. A la salida de los parqueaderos se debe permitir el 1 x 1, es decir ceder el paso y evitar el abuso de tocar el claxon.

Los agentes de tránsito deben visualizar el contexto para evitar más complicaciones en el flujo vehicular y los ciudadanos deben organizar mejor sus compras y no dejar todo para última hora. (O)