Una brigada pintó de 'Color Esperanza' a Jaramijó y Bellavista Alta

- 27 de abril de 2016 - 17:35
FOTO: Cortesía

La oficina de Consuelo Scaldaferri  fue una más de las decenas de inmuebles en Manta que se deterioraron a causa del terremoto de 7,8 grados, que sufrió Ecuador el pasado 16 de abril. Pero su experiencia no se comparó a la realidad de amigos y conocidos quienes perdieron,  no solo las viviendas, sino la vida de sus familiares.

Esta experiencia la compartió con Víctor Acebedo, director del equipo de Desarrollo  de Creatividad del Instituto de Neurociencias (INC), quien no dudó en comunicarlo a su grupo de trabajo para crear un plan proayuda para los afectados de este cantón. También lo propagó al colectivo de teatro Dramatour y a otros que proporcionaron diversos tipos de servicios y productos requeridos para esta labor.

Para esta aventura humanista se apuntaron Jordy Burgos, Teo Guadalupe, Leandro Quinteros, Cristian Cabrera, Víctor Acebedo y Andrea Toledo. Una parte de esta brigada pertenece al grupo de profesionales que asisten con terapia de arte a los pacientes con trastornos mentales, adultos mayores y farmacodependientes del INC.

El programa al que denominaron "Color Esperanza" fue posteado en redes sociales con la finalidad de recaudar artículos de primera necesidad, pero también la donación de libros infantiles y herramientas de distracción para los hijos e hijas de las familias perjudicadas.

Una semana bastó para recaudar la cantidad de 700 artículos que fueron armados en kits personales, además de lograr la disposición de buses de transporte para llegar a los albergues improvisados.

El padre Alberto Benavides, párroco de la Iglesia Divino Niño, se encargó del hospedaje del equipo de arte del INC, al igual que las monjas del Centro de Espiritualidad San Claver. Mientras que Yolanda Briones y Cecilia Palacios se encargaron de coordinar, en comunión con una organización barrial, las actividades del colectivo que se extenderán por 3 fines de semana más.

El pasado sábado y domingo los artistas iniciaron su labor en Manta, Jaramijó, Bellavista Alta y Miraflores. El espectáculo incluyó micro teatro, recitales de música y coreografías de danza, además de actividades infatiles como colorear y la presentación del clown Damián Matailo.

Previo al show, se pidió un minuto de silencio para recordar a los ecuatorianos fallecidos a causa de esta tragedia.

"La gente está muy calmada y muy optimista" señala Acebedo, pero advierte que se debe frenar el asistencialismo y ajustar la desorganización que llega de voluntarios independientes "gente que va con buena voluntad pero mal hecho, descoordinado con las entidades barriales. Se tiran a andar en una camioneta y desde éstas tiran la ayuda, eso no puede seguir así", reclamó.

La coordinación del equipo de arte del Instituto de Neurociencias está ligada a voluntarios residentes de Manta. Pero su labor se va planificando de acuerdo a la realidad de cada territorio en el que han estado.

Se prevé que este próximo fin de semana recorran 8 albergues que acogen a un estimado de 700 niños, para llevar el espectáculo y las provisiones que en estos días se siguen recolectando.

Acebedo invita a artistas de distintas categorías a ser parte de esta labor humanitaria, pero recomienda que deben ser personas "a todo terreno, un cuatro por cuatro, desde contener a una madre embarazada de 15 años, hasta escuchar a una señora que se le cayó la casa y saberla derivar", aconsejó.

Para colaborar con la la brigada, podrá contactarlos al número 0982721923 ó al 0988192914 (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: