La coordinación con grupos locales es la mejor estrategia ante una catástrofe

Holguín-Veras: "La respuesta de Ecuador ante el sismo fue robusta"

- 21 de mayo de 2016 - 00:00
José Holguín-Veras mostró con imágenes satelitales los efectos de desastres naturales en otros países. Esta herramienta ayuda a dimensionar los daños.
Foto: Miguel Castro/ El Telégrafo

El experto, que recorrió las zonas afectadas por el terremoto, es catedrático en una universidad de EE.UU. Se especializa en reacciones ante desastres.

La respuesta de Ecuador ante el terremoto del pasado 16 de abril fue robusta. Así lo calificó José Holguín-Veras, profesor de la Universidad William Hart.

El centro de estudio estadounidense se dedica al análisis de respuestas ante desastres. El catedrático dio una conferencia ayer en la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol) denominada ‘Las 10 lecciones más importantes de los grandes desastres y catástrofes de los últimos 10 años’.

El experto destacó que no existe la respuesta perfecta y lo que  se necesita es coordinación. “Es importante que todas las organizaciones, sociales y autoridades se conozcan para saber con qué cuentan para hacer la ayuda más efectiva. Toda la ayuda es importante desde el Gobierno Nacional hasta el grupo más local”.

Los desastres naturales son eventos impredecibles y por ello las respuestas perfectas ante ellos no existen. Sin embargo, en el caso ecuatoriano, recalcó que todos los sectores, desde el Gobierno hasta los grupos locales, han hecho un esfuerzo loable por responder, “pero obviamente hay cosas que se pueden mejorar”.

En su análisis señala que uno de los grandes problemas es la donación de bienes que resultan innecesarios. “De las donaciones, entre el 60% y el 70% no sirve y el 30% restante hay que almacenar para un futuro”.

El experto estuvo en Haití y Japón. Una de las similitudes de esos procesos es la cantidad significativa de donaciones que no se aprovecharon. Recalcó que las personas entregan cosas que no servirán a los damnificados, como vestidos de novia, disfraces de animales. “En alguna ocasión alguien donó un camión lleno de zapatos izquierdos”.

Según su experiencia, las personas pueden organizar subastas de las cosas que quieren donar y ese dinero entregarlo a los organismos de rescate. “Esa acción es mucho más positiva”.

Con fotografías mostró casos en los que la ayuda no siempre es oportuna. En el caso del agua, que es uno de los primeros productos que se envían a las zonas de desastre, explicó que es primordial el abastecimiento del líquido vital durante las primeras 12 horas porque luego puede que ya no sirva de ayuda.

Por ello recomendó que lo más conveniente es contactar a las fábricas locales para así coordinar más rápido la ayuda y evitar movilizar cargas tan pesadas con cosas que se pueden encontrar en las zonas cercanas a los sitios afectados.

Detalló que en Japón se llegó a registrar hasta 750 toneladas de agua que ya no era necesaria. Mientras que en un recorrido en Ecuador hace unos días se encontraron reproductores de video, zapatos inservibles y cosas que no se pueden utilizar.

Entre sus recomendaciones señaló que la coordinación es uno de los aspectos que hay que fortalecer, por ello sugirió que haya más foros al respecto. “No estoy hablando de burocracia, sino de algo que permita organizar a grupos de voluntarios. Pero esas son cosas que la sociedad ecuatoriana tiene que evaluar y decidir qué es lo más apropiado”.

Considera que los voluntarios son los más efectivos a la hora de coordinar la ayuda a quienes la requieren. Otra sugerencia es que no todas las personas con voluntad para ayudar pueden hacerlo, pues se debe estar capacitado para cumplir con eficacia esta labor.

Como ejemplo, Holguín-Veras comentó que cuando tenía 20 años acudió a ayudar en un desastre natural, pero en lugar de ser útil, más bien a él lo rescataron.

Por eso reiteró que las personas indicadas para ayudar son quienes están preparados. Ya tienen una estructura establecida para trabajar en este tipo de eventos catastróficos. Una de las herramientas importantes son las digitales, pues permiten dimensionar cuáles son las zonas afectadas.

En el proceso de recuperación hay muchos factores que se debe tener en cuenta. El experto recalcó que la tarea de los municipios ahora son los estudios de suelo y las técnicas de construcción.

“Yo no soy quién para decirles qué hacer, pero la pregunta que la sociedad debe hacerse es: ¿qué tenemos que aprender? Es una cuestión de autocrítica y aprender. El objetivo no es encontrar culpables sino corregir los errores”.

Entre sus recomendaciones, añadió que, luego de un mes del terremoto, se debe ayudar a las víctimas lo más que se pueda, recuperar los bienes en la medida de lo posible y tratar de dinamizar las economías locales. Pero a la par hay que pensar en el futuro. (I)

DATOS

Tras las réplicas del 18 de mayo de 2016, los establecimientos de salud de Esmeraldas y Manabí se activaron inmediatamente con equipos de pronta respuesta que, en territorio, se movilizaron para valorar a las personas afectadas por el sismo.

Todos los establecimientos de salud en las dos provincias están en funcionamiento. Ninguna unidad operativa resultó afectada por las últimas réplicas del terremoto.

De manera preliminar se realizaron 45 atenciones en las unidades operativas del Ministerio de Salud, 15 en establecimientos del IESS y 1 en la Cruz Roja Ecuatoriana. La mayoría de casos presentados es por traumas y otros debido a cuadros clínicos, especialmente alteraciones nerviosas.

En Jama, una persona de 28 años presentó traumatismo de pie derecho con posible fractura, producto de una caída de aproximadamente 5 metros de altura. Al momento se halla estable. El paciente saltó de su casa por el temor a un derrumbe.

La Red de Salud Pública se encuentra totalmente activa para la atención de emergencias en Esmeraldas y Manabí, informaron las autoridades mediante un comunicado.

-------------------------------

Dos conciertos fueron suspendidos

Discotecas no funcionarán en dos provincias

El Ministerio del Interior emitió el Acuerdo N° 7206 en el que se levanta la restricción para el funcionamiento de bares, discotecas, cantinas, centros de tolerancia, karaokes, salas de recepciones, billares, galleras y otras actividades de diversión para mayores de edad, donde se permita la venta y consumo de bebidas alcohólicas.

El nuevo acuerdo excluye a las provincias de Esmeraldas y Manabí. Las autoridades pidieron a los ciudadanos respetar el acuerdo para precautelar la seguridad.

Los partidos de fútbol, conciertos o actividades que demanden presencia masiva de personas al aire libre y/o dentro de un lugar cerrado se suspendieron solo por el miércoles en todo el territorio nacional y se extenderá hasta el lunes 23 de mayo, únicamente en las provincias de Manabí y Esmeraldas.

Una vez levantada la restricción para realizar eventos de concentración masiva, los gobiernos locales, junto con los organizadores de los mencionados eventos, son responsables de generar y socializar las medidas de prevención y evacuación ante posibles réplicas.

En ese sentido se cancelaron dos conciertos que se iban a realizar en Guayaquil. El recital de Marc Anthony estaba previsto para ayer en la noche, en el centro de convenciones. Es la segunda vez que se cancela, ya que la primera fecha estaba prevista para pocos días después del terremoto. No se ha fijado un nuevo día para el evento. El de Maná, fijado para el 25 y 28 de mayo, en Quito y Guayaquil, quedó suspendido. (I)

------------------------------

Miduvi evaluó viviendas

Casas de El Manglar no tienen daños

El Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) informa que la situación de las 156 viviendas que componen el reasentamiento El Manglar, en la provincia de Esmeraldas, es completamente normal. No se han presentado daños por las réplicas ocurridas el 18 de mayo, por lo que no se requiere evacuación de sus moradores.

Técnicos de la Dirección Provincial del Miduvi, en Esmeraldas, verificaron el estado de las viviendas. Las estructuras se encuentran en un proceso de reparación de daños menores y reforzamiento de columnas.

Los diseños y materiales con que se construyeron las viviendas de El Manglar, y todos los proyectos de vivienda de interés social que promueve el Miduvi cumplen con los parámetros de sismorresistencia establecidos en la Norma Ecuatoriana de Construcción (NEC), informaron las autoridades en un comunicado.

Desde el 17 de abril de 2016, horas después del terremoto de magnitud 7,8, la Dirección Provincial del Miduvi evaluó la infraestructura de estas viviendas. En ese sentido se realizaron dos inspecciones adicionales, con las que se descartó cualquier tipo de riesgo en el reasentamiento.

“Hacemos un llamado a la población, en especial a los habitantes del reasentamiento El Manglar, para que se mantengan informados sobre lo que ocurre en su sector a través de fuentes oficiales”, indicó el texto. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: