Restos del español fallecido en río Napo retornan a España

- 12 de abril de 2019 - 17:05
Fotografía que se difundió al momento de la búsqueda del ciudadano español.
Agencias

Los restos de Manuel Tundidor, el joven fallecido al ser arrastrado por la corriente del río Napo y hallado el martes tras cinco días de búsqueda, retornan hoy viernes 12 de abril desde Quito a España.

Está previsto que sea transportado en un vuelo de la aerolínea Iberia que partirá por la tarde, hora local ecuatoriana, con destino a Madrid.

Oriundo de Cádiz, Tundidor llegó a Ecuador el 31 de marzo último para realizar unas prácticas de Enfermería.

El pasado viernes, en su primer día libre y junto a un grupo de estudiantes, el español de 30 años se dirigió a la Laguna Azul, saltó al río Jatunyaku, afluente del Napo, y fue arrastrado por la corriente.

Otro compañero que también se zambuyó logro sobrevivir porque el agua le lanzó hacia la orilla del río en la cuenca amazónica.

Su cuerpo sin vida fue hallado el martes tras una intensa búsqueda con numerosos equipos de emergencia locales en el sector de Misahuallí, a unos 40 kilómetros de donde se le vio por última vez.

El médico legalista de Napo, Francisco Balcázar, encargado de hacer la necropsia y el informe forense aseguró que Tundidor falleció al ingresar agua en sus cavidades respiratorias, lo que provocó "el bloqueo físico de las vías respiratorias", un posterior "paro respiratorio" y, finalmente la muerte.

Margarita Tundidor, hermana del fallecido, agradeció desde España el trabajo de los equipos y voluntarios que participaron en la difícil tarea de búsqueda del estudiante de Enfermería.

Valoró especialmente el trabajo de los seis compañeros que se fueron a Ecuador con Manuel Tundidor para realizar un mes de prácticas antes de graduarse como enfermeros en la Facultad de Ciencias de la Salud de Ceuta.

En marzo del año pasado la Armada de Ecuador rescató el cadáver de un ciudadano español, días después de que saltara junto a tres amigos al río Napo, en similares circunstancias.

El fallecido fue identificado como Juan Carlos Serrano Peña, de 18 años y tenía doble nacionalidad, española y venezolana.

En esa ocasión los otros tres bañistas -dos argentinos y una francesa-, tuvieron que ser rescatados por la Armada ecuatoriana y dieron la alarma sobre la desaparición del español entregando a las autoridades su pasaporte. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: