La infraestructura representó una inversión de $ 12 millones

Unilever ya puede fabricar su propio ácido sulfónico

La transnacional inauguró ayer su planta en la vía a Daule, la cual es la más moderna del mundo en su tipo.
28 de julio de 2017 00:00

Tras 18 meses de construcción y 8 de operación, la empresa Unilever  inauguró ayer en Guayaquil su planta de ácido sulfónico, que producirá alrededor de 16.000 toneladas métricas anuales de ese químico, materia prima para la elaboración de detergentes.

La infraestructura, ubicada en el kilómetro 25 de la vía a Daule, noroeste de la urbe y cuya inversión fue de $ 12 millones, es la más moderna en su tipo de Sudamérica y del mundo, aseguró Mathias Laks, director general de Unilever.

El directivo calificó como un nuevo hito en la historia empresarial e industrial del país la inauguración en Ecuador de la planta de sulfonación. “El ácido sulfónico es un material activo necesario para fabricar y producir detergentes, entre otros productos. Esta nueva instalación nos permite integrar nuestra producción para la elaboración de marcas muy reconocidas en el mercado, como Deja, OMO y otros”, indicó.

Además, destacó que Ecuador es pionero en detergentes amigables con el medio ambiente, ya que acá se produce este tipo de artículos libres de fosfato, que es un alimento para algas y lechuguines, que al llegar a los ríos alimentan a dichos organismos, ocasionando que se tape la superficie marina y maten la flora y la fauna marina.  

“Con las regulaciones y la producción que tenemos en estas instalaciones, producimos detergentes libres de fosfatos, y eso es gracias a una agenda conjunta entre el sector público y privado”, subrayó.

La nueva planta de la multinacional tiene un área de alrededor de 1.000 metros cuadrados y generó empleo para más de 115 personas, todas ecuatorianas, para la obra civil y las instalaciones de equipos.

Laks agregó que con dicha infraestructura no solo se garantiza el abastecimiento de detergente para la empresa, sino que tienen capacidad para proveer a otros productores del mercado ecuatoriano e, inclusive, exportar.

Debido a estas nuevas instalaciones, la empresa sustituyó la importación de esta materia prima para el detergente. Antes, entre el 60% y el 70% de lo que hoy producen era adquirido a países como Colombia y Estados Unidos.

Pese a que la planta tiene capacidad para producir 16.000 toneladas de ácido sulfónico, la demanda interna de la empresa es de 8.000 a 10.000 toneladas.

Pablo Van, gerente de Fábrica de Unilever HPC, explicó que la procesadora de la empresa cuenta con estándares de calidad más altos a nivel mundial, ya que es totalmente automatizada, es decir, sus operarios no necesitan desplazarse a su interior. “Todo lo hacen a través de un panel de control automatizado”.   

La infraestructura tiene tecnología de última generación, lo que les permite contar con una operación autónoma de los estándares de seguridad versus el panel de operación diferente de la planta.

“Aquí trabajan 10 personas que se turnan; adicionalmente tenemos nuestro producto, el ácido sulfónico, que cuenta con estándares de calidad superior a los que normalmente uno encuentra en el mercado”, manifestó.

Además Van señaló que equipos que están operativos, así como los reactores y otros, son de última tecnología, lo que hace que el proceso sea más eficiente.  

Esta es una planta de producción que no genera residuos que deban ser tratados ambientalmente, sino que todos son recirculados o procesados, lo que garantiza que las emisiones que generan al ambiente sean aquellas que están, inclusive, muy por debajo de los estándares internacionales de emisiones atmosféricas.

También explicó Van que el ácido sulfónico representa alrededor del 20% de lo que es la composición de la producción de detergente en polvo, sin embargo, dicho porcentaje es la esencia de la eficacia del producto porque “este ejerce un efecto tenso activo, lo que hace que la mugre que está en la ropa sea retirada y no regrese”.

La ministra García destacó la confianza de los inversionistas

La ministra de Industrias y Productividad (Mipro), Eva García, que participó del evento de ayer, dijo que este tipo de inversiones demuestran que Ecuador es un país digno de confianza.

“Es agradable saber que tenemos estándares de calidad internacionales, que contemplamos todos los aspectos que exige la economía moderna y nuestra propia supervivencia, como es la parte ambiental”, manifestó García.

Indicó que como gobierno se trabaja en el consejo consultivo productivo y tributario, en el que se analizarán las propuestas de todos los sectores productivos, planes para impulsar la industria nacional y la generación de empleo digno.

“Esta inversión de Unilever contribuye al cambio de la matriz productiva y al desarrollo social y económico del Ecuador”, enfatizó. (I)

Te recomendamos

Las más leídas