Los vehículos híbridos también se operan en modo eléctrico

08 de agosto de 2019 11:15

Según la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade) en 2018 se vendieron 130 autos eléctricos a nivel nacional. Mientras que la venta de híbridos alcanzó la cifra de 2.820 en el mismo año.

En lo que va de 2019, 740 vehículos híbridos y 42 eléctricos se han comercializado en todo el territorio nacional, mientras que solo en junio se colocaron 20 vehículos.

Para la firma Frost y Sullivan, en el mercado ecuatoriano circularán 14.950 vehículos eléctricos, hasta el 2025, lo que significaría la mayor penetración del mercado en la región con el 9,9% del total de ventas.

Pero ¿cuál es la diferencia entre un vehículo eléctrico, híbrido y los enchufables?. Camilo Flor, gerente de postventa de Volvo en Ecuador y Santiago Bedoya, gerente de la unidad de negocios de Ford Motor Company explican están diferencias:

Los vehículos eléctricos son aquellos vehículos que son impulsados por la acción de un motor eléctrico, cuya energía generada se almacena en baterías recargables que la transforman en energía cinética.

Contrario a un vehículo de combustión interna (segmento tradicional), no quema combustible, obtiene la tracción del motor eléctrico que se nutre de los sistemas recargables. “Para ello, puede utilizar corriente alterna o continua e incluso se han desarrollado automóviles con baterías de iones de litio, los más avanzados actualmente”, señala Bedoya.

Por su parte, el vehículo híbrido es aquel que combina doble motorización, una de combustión interna y otra eléctrica apoyada en baterías adicionales a la principal.

Esta tecnología posee ya más de 20 años, es totalmente fiable y ha desarrollado en día diversas tipologías según la marca y su funcionamiento.

Los vehículos híbridos enchufables

Estos vehículos son los que combinan un motor de combustión con otro eléctrico y una batería capaz de mover el carro con la energía eléctrica. Los motores se van alternando para ofrecer mejor rendimiento y mayor eficiencia. Tienen su depósito de combustible, pero también hay que cargarlos en una red externa. “Es como cargar un celular”, agrega Flor, quien además es ingeniero en mecánica automotriz.

Hay vehículos, como en el caso de la marca Volvo, que el conductor puede utilizar el modo de conducción, es decir, el modo de autonomía de hasta 60 km con una carga de 8 horas (110 voltios). “También se puede ir en modo eléctrico sin superar los 60 km por hora se prende el motor a gasolina”. (I)

Contenido externo patrocinado