Tres fuentes de inversión garantizarán Toachi-Pilatón

02 de junio de 2011 - 00:00

Con un avance  del 15%, se retoma la construcción de la central hidroeléctrica Toachi-Pilatón, que esta vez cuenta con tres fuentes de financiamiento,  su costo asciende a  517 millones de dólares y su edificación durará   44 meses   a cargo de la empresa estatal  china International Water & Electric Corp -CWE-.

El primer financista es el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess) con 250 millones de dólares, crédito colocado a 20 años plazo, a una tasa de interés del 7,65% anual y con cuatro años de gracia. Este préstamo representa el 48% del costo de la obra. De este crédito,  Hidrotoapi, que tiene a su cargo el proyecto, entregó el primer anticipo de 42 millones de dólares a la empresa estatal  china, el 26 de mayo, cuando se firmó el contrato.  
La empresa CWE, seleccionada bajo régimen de  contratación directa, ejecutará las obras   civiles con un costo de 240 millones de dólares en 44 meses.  

El segundo rubro de financiamiento viene de Rusia, gracias a un crédito y garantías soberanas  entre el  Exinbank  y el Gobierno ecuatoriano por 123,2 millones de dólares a 11 años plazo, un  interés del 7,9% y cuatro años de gracia. Este crédito representa el 24% del costo global de la hidroeléctrica.

El crédito ruso se invertirá en el equipamiento electromecánico de la  central y la dotación del material estará a cargo de la empresa estatal rusa JSC Inter Ro Uies. Se espera que las órdenes de trabajo se entreguen en tres semanas.

La tercera fuente es del Estado ecuatoriano, que financiará la central Toachi-Pilatón  con 143,8 millones de dólares (28% del costo global), como aporte patrimonial, para cubrir los gastos de inversión y demás necesidades adicionales durante  la construcción.

La inversión otorgada desde los recursos estatales  es de  30 millones de  dólares,  con lo que se  construyeron   las vías de acceso (12 kilómetros de carretera) y los túneles carretero y de acceso a la casa de máquinas de Sarapullo, obras  realizadas por la empresa estatal Hidrotoapi.

Este dinero “proviene de un financiamiento original que recibió en proyecto en 2007, del Ministerio de Finanzas”, explicó Byron Granda, gerente de Hidrotoapi. Esta empresa también se encargará de concluir   la ingeniería de detalle y   fiscalizará la obra.

El embajador de China, Yuan Guisen, afirmó que la empresa constructora es una de las 225 empresas más grandes del mundo, con amplia experiencia en hidroeléctricas.

En cuanto al impacto socioambiental del proyecto, Granda explicó que  10 millones de dólares son para los planes de manejo comunitario y de responsabilidad ambiental. “En el pico de construcción, estimamos la generación de 1.600 plazas de trabajo, en su mayoría ecuatorianas”, adicionalmente 4.000 empleos indirectos se abrirán con la obra.

Sin embargo Rocío Gómez, habitante de  La pradera del Toachi, dijo que no les informó sobre  el proyecto, pese a la cercanía  con la obra, y pidió  trabajo para los comuneros.

Ante eso,    Jorge Glas, ministro Coordinador de Recursos Estratégicos, manifestó que la construcción   llevará desarrollo económico a la zona y en consecuencia beneficios para los pobladores respetando su entorno y organización comunitaria. (ACV)

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: