Producción de maracuyá retoma fuerza en Manabí

23 de abril de 2011 - 00:00

Los bajos costos de la maracuyá hicieron que cientos de productores de la fruta dejaran de cultivarla desde hace dos  años, pero ahora, con la iniciativa del Ministerio de Industria y Productividad (Mipro) y con un proyecto para sacarle un valor agregado al cítrico, los agricultores ven una buena oportunidad para retomar la cosecha. Forman parte de la iniciativa más de 600 productores y comerciantes agrupados en 6 asociaciones de frutas tropicales.

 

Macario Cusme, presidente de la Unión de Organizaciones Campesinas de San Isidro (Uocasi), del cantón Sucre, señaló que con la industrialización de la fruta los agricultores tendrán más recursos y mejorará la calidad de vida de ellos.

 

“Para este tiempo ya no resulta vender la fruta en cáscara,  el kilo está a 18 centavos y eso no es rentable ya que se trabaja a pérdida. Las grandes comercializadoras de la fruta nos viven explotando y sin motivos nos reducen el precio de la maracuyá”, afirmó  el dirigente.

 

Cusme indicó que para el 2009, el  kilo de la fruta  costaba 1 dólar, en 2010 el costo bajó a 50 centavos y ahora está a 18 centavos. “Las exportadoras  alegan que el precio internacional ha bajado y eso es mentira. Ellos hacen lo que les da la gana con nosotros, pero con la planta procesadora que vamos a tener eso va a cambiar”, subrayó Cusme.

 

Similar criterio tiene Wilfrido Intriago, productor de Charapotó, quien aseguró que las  comercializadoras de la fruta no los quieren escuchar y quieren pagar por el producto precios irracionales. “La iniciativa del Gobierno será importante para acabar con estos grupos de empresarios que explotan al pequeño productor”, manifestó Intriago.

 

La maracuyá es un cultivo que está en manos de pequeños productores que con una superficie sobre  las 20.000 ha, ubican al país entre los líderes en la elaboración y exportación de concentrados del cítrico.

 

Industrialización de la fruta

 

Fernando Rivera, director  de Mipymes del Mipro, indicó que actualmente el Consejo Provincial de Manabí  elabora un estudio de mercado para identificar dentro de la zona, la tecnificación de una planta que genere valor agregado. Ese estudio va a dar como resultado el requerimiento de una maquinaria para la transformación de la fruta en pulpa y jugo de maracuyá.

 

“Una vez que el Consejo Provincial tenga identificada  la maquinaria nosotros entraríamos a través de la línea de  Fondepymes a financiar la industrialización del producto”, dijo el funcionario del Mipro.

 

Rivera enfatizó que el proceso del estudio está establecido en 90 días plazo. Dentro de ese periodo, una vez que tengan los estudios definitivos del proyecto,  presentarán la propuesta al Ministerio y este pasaría al comité ejecutivo, el cual deberá aprobar  la adquisición de la maquinaria.

 

“El Mipro no solo está apoyando a los productores de maracuyá sino también al sector de la tagua, cacao y todos aquellos que generan una transformación productiva”, dijo.

 

Carlos Monar, coordinador de proyectos productivos del Gobierno Provincial de Manabí, afirmó que el objetivo de la entidad es organizar a las comunidades en  un modelo de gestión asociativa y dotarlas de estudios de diseño definitivo, para la industrialización de   la maracuyá en productos terminados.

 

“Nosotros capacitamos a los agricultores en tecnificación del cultivo y le ayudamos a realizar el estudio para darle un mayor valor agregado a la fruta. El Mipro será el encargado de financiar el proyecto”, dijo Monar, quien aseguró que el Consejo  pondrá una contraparte para  hacer realidad el proyecto.

 

Procesarán cuatro productos

 

Renán Alcívar, presidente de la Federación de Productores de Maracuyá de Manabí (Feproma), mencionó que gracias a la asociatividad de seis organizaciones dedicadas a la producción de la fruta, se ha logrado ingresar un proyecto al Mipro para adquirir una planta procesadora del cítrico que va a elaborar 4 productos. “Esta planta por sus características va a ser única en el Ecuador, porque aquí hay 4 plantas que se dedican a sacar pulpa, pero nosotros pretendemos sacar otros derivados adicionales”, aseveró.

 

Con respecto a la comercialización del producto con valor agregado,  Alcívar señaló que el Gobierno les va a ayudar con la venta y con eso evitarán los intermediarios y les quedará mayores ganancias para sacar adelantes a cientos de familias. Manabí produce alrededor de 400.000 kilos de la fruta semanalmente.

 

Enfatizó que a través del Proyecto de Competitividad Agropecuaria y Desarrollo Rural Sostenible (Caders) tendrán un centro de acopio que estará ubicado en la parroquia Charapotó.

 

Por otra parte, la Estación Experimental Portoviejo del Instituto Nacional  de Investigaciones Agropecuarias (Iniap) trabaja en nuevos tipos de maracuyá que ayuden a mejorar su producción.

 

Hugo Álvarez, técnico del Iniap, expresó que el objetivo es obtener nuevos materiales que a más de reunir características superiores de productividad y calidad de fruto, posean resistencia a las principales enfermedades que afectan a este cultivo, en especial contra el Fusarium, principal plaga que afecta la productividad y rentabilidad de este cultivo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: