Por primera vez la pobreza extrema mundial se situará por debajo del 10%, según el BM

04 de octubre 14:45

El número de personas que viven en situación de pobreza extrema en todo el mundo probablemente bajará a menos del 10 % de la población mundial en 2015, según un informe del Banco Mundial dado a conocer hoy.

Según las proyecciones del BM, unos 702 millones de personas, frente a los 902 millones en 2012, vivirán este año por debajo del umbral de la pobreza, con un monto que la institución subió de 1,25 a 1,90 dólar al día teniendo particularmente en cuenta a la inflación.

El porcentaje del total habrá pasado del 12,8% en 2012 al 9,6 % al final de este año.

Esto constituye "una nueva prueba de que la reducción sostenida de la pobreza a lo largo de un cuarto de siglo significa que el mundo está más cerca de alcanzar la meta histórica de ponerle fin a más tardar en 2030", sostiene el organismo en un comunicado.

En Asia Oriental y el Pacífico, se pasó del 7,2 % en 2012 al 4,1 %; en Latinoamérica, del 6,2 % al 5,6 %; en el sur de Asia, del 18,8 % a 13,5 %; y en el África Subsahariana descendió del 42,6 % al 32,5%.

"Somos la primera generación en la historia de la humanidad que puede poner fin a la pobreza extrema", saludó Jim Yong Kim, el presidente de la institución, que celebra la semana próxima su Asamblea General en Lima, Perú , junto al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según Kim, esta disminución es el resultado de un crecimiento dinámico de la economía, la inversión en salud, la educación y mecanismos de protección social que han impedido que millones de personas "vuelvan a caer en la pobreza".

Esta mejora, en la esperanza del líder, podría dar un "nuevo impulso" a la comunidad internacional a raíz de la reciente aprobación por la ONU de los nuevos objetivos de desarrollo sostenible, incluyendo la erradicación de la pobreza extrema.

Concentración en África subsahariana

Las notas del Banco Mundial, sin embargo, consideran que persisten "muchos obstáculos", sobre todo debido a las fuertes disparidades geográficas.

En el África subsahariana la pobreza extrema todavía golpea este año al 35,2% de la población. Esta región  concentra, ella sola, a la mitad de los más pobres del mundo.

"La región en su total no puede seguir el ritmo de reducción de la pobreza del resto del mundo ", subrayó el Banco Mundial.

La situación es especialmente preocupante en los dos países más afectados del mundo: Madagascar y la República Democrática del Congo, que agrupan a alrededor del 80% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza, de acuerdo con el reporte

Además, la institución reconoce que no dispone de datos fiables sobre la pobreza en el Oriente Medio y África del Norte, debido a "conflictos" y la "fragilidad" en los principales países del área.

Obstáculos

El Banco Mundial advirtió especialmente contra cualquier reversión de crecimiento en los países emergentes, que muestran signos de desaceleración después de impulsar la economía mundial durante la crisis financiera de 2008-2009.

"El desarrollo ha sido fuerte en los últimos dos años, pero la amplia recesión mundial desde la crisis financiera de 2008 comienza a producir sus efectos sobre los países emergentes", dijo el economista jefe del Banco Mundial, Kaushik Basu.

Al BM le preocupan específicamente las repercusiones del impacto del próximo endurecimiento de la política monetaria de EE.UU., lo que podría llevar a los inversores a abandonar en masa países de bajos ingresos, con el riesgo de privarlos de recursos vitales para sus economías.

"Quedan turbulencias por llegar (...) que crearán nuevos retos en la lucha para poner fin a la pobreza", dijo Basu.

Aunque acoge con satisfacción la tendencia a la reducción de la pobreza, la organización Oxfam ha estimado que el número global "se mantuvo inaceptablemente alto".

"Queda mucho por hacer", dijo Nicolas Mombrial, el director de la organización en Washington. "Se necesita la movilización de nuevos recursos y unos cambios políticos radicales", agregó.     

Recaudación más equitativa     

Por último, Kim instó en su llamamiento a un crecimiento inclusivo frente a la noción de "economía de goteo", que, a su juicio, solo contribuye a reforzar la desigualdad; e insistió en fortalecer una recaudación de impuestos más equitativa en los países en desarrollo que evite la evasión por parte de los más ricos.

La próxima semana, del 6 al 11 de octubre, el organismo celebrará en Lima su asamblea anual conjunta con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en lo que supone el regreso de las instituciones salidas del acuerdo de Bretton Woods a Latinoamérica después de casi 50 años. (I)