El cal admitió el trámite del proyecto de ley y se espera que esta semana inicie el debate

Las tarifas de vuelos nacionales se fijarían en base a la distancia y ocupación

- 19 de mayo de 2015 - 00:00

El cal admitió el trámite del proyecto de ley y se espera que esta semana inicie el debate

El valor de las tarifas aéreas, nacionales y extranjeras, varían no solo entre una hora y otra, sino que depende de si la temporada es alta o baja, demanda de pasajeros, clima, con los cuales los usuarios están supeditados a la libre discrecionalidad  de los valores que fijen las empresas de aviación.

A través del proyecto de reformas a la Ley de Aviación Civil Codificada y de la Ley de Turismo, que sería debatido esta semana en la Asamblea, se prevé fijar las tarifas aéreas nacionales. Este proyecto lo tramitará la Comisión de Régimen Económico y Tributario.

En la reforma se propone declarar el servicio de transporte aéreo como público, de interés y necesidad nacional. Esto permitiría que se regule el sistema de tarifas por los servicios de transporte aéreo de pasajeros, carga y correo en rutas nacionales.  

Oswaldo Larriva, presidente de la Comisión de Régimen Económico y Tributario, indicó que la reforma pretende establecer parámetros, “en la actualidad las tarifas se definen discrecionalmente por las empresas prestadoras de ese servicio”.

Explicó que el Ministerio de Transporte fijaría el precio de las tarifas aéreas nacionales y que serán únicas e iguales para todos los usuarios.

En el proyecto se establece que las tarifas fijadas serán obligatorias para las compañías nacionales y transnacionales; además se deberán incluir los componentes de las tarifas, como impuestos, tasas y contribuciones especiales.

Lea también: Ampliación en Tababela tomó 19 meses y terminó 4 meses después de lo previsto

Las tarifas se fijarían con base a la distancia del vuelo y la ocupación, y en ningún caso será menor al 80% de la capacidad promedio de las aeronaves.

Fanny Uribe, asambleísta de PAIS, también presentó un proyecto de reformas a esta ley. En la exposición de argumentos dijo que el precio puede variar hasta $ 100 en un mismo vuelo, solo por haber comprado una hora antes el boleto. Está previsto que una vez que se conformen las comisiones legislativas se inicie el trámite del proyecto de ley, por lo que el debate podría comenzar esta semana.

Aplicación de tarifas diferenciadas

El proyecto presentado sostiene que en el país hay excesiva “discrecionalidad” por parte de las operadoras aéreas al establecer tarifas diferenciadas según el momento de la compra del pasaje. Es decir que los boletos para un vuelo inmediato suelen ser más costosos.

Este diario buscó información en las 3 principales aerolíneas con vuelos internos, sobre los precios de los boletos en la ruta Guayaquil-Quito para el mismo día y para dentro de un mes. Las cifras varían.

La compañía LAN mostró precios, en ambos casos, que se mantuvieron en $ 77,38, tanto en  internet como en el punto de venta.

En la web, Avianca solo arrojó disponibilidad de vuelos inmediatos por $ 134 (clase flex) y de $ 41,54 para junio en clase económica. En el punto de venta el tique hacia la capital costaba $ 90,82 en el vuelo de las 20:35.

Los pasajes en TAME también se mantuvieron en $ 52 para una fecha y otra, pero el boleto (en punto de venta) para un vuelo de ayer a las 19:00 era de $ 88,58 por cargos de emisión, según informaron.

Marcos Subía, experto en temas aeronáuticos, dijo que las compañías aplican tarifas diferenciadas para cubrir sus costos operativos pero manteniendo ofertas que sean atractivas en el mercado.

Así, si un vuelo operativamente cuesta $ 1.000 (dato ficticio) y hay 10 puestos en el avión, cada uno debería venderse a $ 100, pero para beneficiar a quienes planifican sus viajes con anticipación se puede vender 2 por solo $ 50. “El resto debe ser más costoso”, apuntó.

En tal sentido, aseguró, la ley podría tener efectos perjudiciales para el sector aeronáutico, pues aún muchas rutas domésticas no son rentables para las aerolíneas. Dijo que los costos operativos de las compañías son diferentes porque dependen del tipo de avión, entre otros factores.

Aclaró, por ser un país pequeño es mayor el desgaste de los aviones nuevos, por lo que se les da rápido mantenimiento y se incrementan los valores operativos.

Este proyecto fue recién aceptado por el CAL, por ello sería prematuro hablar de afectaciones puntuales. “Habría que considerar cómo se aplicarán las tarifas, porque si fueran  bajas y estáticas tendríamos efectos  graves, como salida de rutas”, opinó Subía.

Similar criterio sostuvo Patricia Miño, directora ejecutiva de la Asociación de Representantes de Líneas Aéreas en Ecuador (Arlae), quien resaltó que en los últimos años las aerolíneas que operan en el mercado doméstico han reportado pérdidas.

“Entre otros factores hay que considerar que en 2010 y 2011 las aerolíneas nacionales modernizaron sus flotas de aviones con una inversión cuantiosa en base a la normativa que les permitía acceder a un subsidio de combustible. A partir de 2012, con el Decreto Ejecutivo N° 968, ese beneficio quedó insubsistente y las aerolíneas se vieron obligadas a cubrir las obligaciones adquiridas”, subrayó Miño.

Según la Arlae, en 2014 hubo 38.999 vuelos, un 8,17% menos que en 2013. En todas las rutas, incluso Quito-Guayaquil.

Desde el sector comercial, la visión de esta iniciativa es algo similar. José Luis Páez, gerente de la plataforma de viajes Despegar.com en Ecuador, admitió que tiene sus pros y sus contras, pues si bien los clientes se beneficiarían con un estándar tarifario habría que ver cómo las aerolíneas puedan ajustar sus estructuras de costos a una nueva realidad. En general, indicó Páez, los turistas son los que adquieren sus boletos anticipadamente y en el mercado es posible encontrar muy buenos precios promocionales. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: