Los proveedores provenientes de estas zonas tendrán prioridad en las compras públicas

La 'canasta transfronteriza' beneficia a más de 15 mil comerciantes en 3 provincias

- 22 de marzo de 2016 - 00:00

Los vendedores de Carchi, Sucumbíos y Orellana pueden comprar artículos sin pagar aranceles. Con ello enfrentan la devaluación del peso colombiano y la crisis de la industria petrolera.

Las canastas comerciales benefician a miles de comerciantes de Carchi, Orellana y Sucumbíos. Para que puedan aminorar los efectos de la reducción de ventas, pueden comprar mercadería en países vecinos sin pagar aranceles y salvaguardas.

La canasta está conformada por subpartidas arancelarias relacionadas con productos de distinta índole como bienes tecnológicos, celulares, televisores, electrodomésticos, productos de limpieza, neumáticos y confitería.

La aprobación depende del Comité de Comercio Exterior (Comex). El 7 de octubre de 2015 se aprobó a Carchi como la primera provincia beneficiaria. Cinco meses después de su aplicación, los comerciantes de Tulcán agradecen la implementación del sistema.

En este caso, entre todos, los comerciantes pudieron importar hasta $ 54 millones. Según el monto asignado, aquellos tuvieron 2 cupos: uno para hacerlo efectivo en diciembre y otro en enero.

“La canasta me sirvió para poder cubrir nuestras deudas. He repartido hojas volantes para comunicar a las personas que teníamos la canasta transfronteriza. Cumplí con los 2 cupos”, comentó Patricia López, comerciante beneficiada. Ella detalló a su vez que “se debe ampliar, porque aún estamos mal y esto sí nos ayuda a subsistir y pasar estos momentos difíciles”.

Un criterio similar tiene José Luis Guerrero, comerciante del Centro Popular, que vende mayoritariamente jeans de mujer. El pide que revisen el contenido de la “canasta comercial para que ingresen textiles y calzados, porque son los productos que comercializamos y en los que tenemos experiencia”.

Los comerciantes carchenses están conscientes de que la actual situación económica es el resultado de factores externos. Por ello, para poder aportar a encontrar una salida para la difícil coyuntura, señalan que tienen propuestas para generar competitividad.

En Carchi fueron 4.700 comerciantes registrados en el Servicio de Rentas Internas con Registro Único de Contribuyentes (RUC) o en el Régimen Impositivo Simplificado Ecuatoriano (RISE). Una de ellas es Ligia Salgado, quien se encarga de la venta de ropa. La mujer comentó que “sí nos ha beneficiado, cuando vendimos -esa mercadería- a los turistas sí nos quedó algo de dinero, por eso estamos agradecidos”.

En Tulcán, el problema económico fue activado por la depreciación de la moneda colombiana, lo que hizo que los comerciantes perdieran competitividad y las personas prefieran comprar en la frontera del lado de Colombia.

La canasta para Sucumbíos

La complicada situación en torno a la producción petrolera también dificultó la actividad comercial en Sucumbíos. El Comex determinó que el problema central en esta provincia es la falta de liquidez que afrontan las empresas del sector petrolero, lo cual ha afectado a la fuerza laboral.

La estructura productiva de Sucumbíos se compone principalmente de: la industria de extracción de petróleo en un 80,05%, el 2,89% al comercio, 2,78% a la construcción, 2,08% a la fabricación de productos de la refinación de petróleo.

La mayor caída de ventas se registró en Lago Agrio con $ 93 millones (equivalente a una disminución anual de 17%), seguida por Shushufindi con $ 25 millones (13%) y Cuyabeno con $ 12 millones (44%).

La medida se adoptó mediante resolución del Comex del 24 de diciembre de 2015, en la cual se  aprobó una cuota de importación libre de aranceles y salvaguardas por $ 60 millones, beneficiando aproximadamente a 6 mil comerciantes de la provincia.

La canasta en Orellana

Al igual que Sucumbíos, Orellana genera el 95% de su riqueza de actividades del sector petrolero. Por ello, debido a la caída del precio del barril de crudo, su economía tiene una contracción que ha afectado a las industrias de hotelería, alimentación, transporte y servicios.

En este caso, el Comité de Comercio Exterior aprobó una cuota de importación libre de aranceles y salvaguardas -canasta comercial- por $53 millones, lo que beneficia aproximadamente a 5 mil comerciantes.

Para aprovechar la canasta comercial, el ciudadano debe tener al comercio como la actividad principal en su RUC o RISE y, también, estar registrado en las provincias en donde se otorga el beneficio.

En total 15,700 comerciantes de estas 3 provincias se benefician de los montos establecidos para la asignación de cupos en la canasta transfronteriza.

Otras acciones para las fronteras

A través de otras instituciones también aportan a la creación de empleo y dinamización de la economía.

El Banco Nacional de Fomento realiza programas de reestructura y refinanciamiento de créditos hasta $ 300 mil para compra de tierras, infraestructura y capital de trabajo destinado a cualquier tipo de sector económico; además, con el programa de reactivación productiva se puede obtener una línea de crédito de hasta $ 20 mil destinada a capital de trabajo y pago de deuda a otros bancos, ambos con tasa de interés fija de 10%.

Mientras que el Banco del Estado tiene préstamos en ejecución desde 2014 por $ 68 millones para 29 proyectos de gobiernos locales, de los cuales $ 4 millones aún están por desembolsar. Estos créditos generarán 2.394 nuevos empleos.

A esto se suma el trabajo realizado por el Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro), que fortalecerá al sector a través de la Red de Biocomercio conformada por productores de café, cacao y guayusa. A lo anterior se suma el Biocentro de Fomento Productivo, un bien público que se plantea como una solución a la industrialización de la oferta productiva de la región.

Además están: el incremento a la productividad para cultivos que dirige el Ministerio de Agricultura, entrega de paquetes tecnológicos de alto rendimiento para productores de maíz y arroz a través del Proyecto Nacional de Semillas para Agrocadenas Estratégicas, y también se repotencian centros de acopio.

Quienes provengan de las zonas declaradas deprimidas y se cataloguen como proveedores en el Servicio Nacional de Contratación Pública tendrán prioridad en la selección a través del Catálogo Dinámico Inclusivo de Compras Públicas. (I)

DATOS

La Cámara de Comercio de Carchi pide que el beneficio a los comerciantes se extienda, porque la situación continúa compleja.

La transformación productiva buscará dinamizar todos los territorios del país. No obstante, se priorizará la inversión pública en desarrollo productivo en las zonas económicamente deprimidas, tomando en cuenta factores tales como los índices de desempleo y los índices de necesidades básicas insatisfechas.

Zonas deprimidas son aquellas que muestren niveles altos de vulnerabilidad, en función de variables sociales y económicas. En dichas zonas, las nuevas inversiones tienen un beneficio fiscal que, por cinco años, les permiten la deducción adicional del 100% del costo de contratación de nuevos trabajadores.

El Ministerio de Turismo implementa también medidas para impulsar el comercio como la difusión de destinos turísticos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: