Entrevista / César Díaz / Director ejecutivo del Servicio Nacional de Normalización

"La calidad comienza desde lo pequeño"

- 17 de agosto de 2016 - 00:00
Foto: Daniel Molineros / El Telégrafo

Mipro, Secap e INEN desarrollan una iniciativa conjunta para potenciar la gestión de artesanos y microempresarios.

Desde hoy hasta el próximo viernes, en Quito, Guayaquil y Cuenca, el Servicio Ecuatoriano de Normalización (INEN), el Servicio Ecuatoriano de Capacitación Profesional (Secap) y el Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro) realizarán talleres para el desarrollo de competencias en las micro, pequeña y mediana empresa (Mipymes) y en los talleres artesanales. César Díaz, director ejecutivo del INEN, explica los objetivos y características de esta propuesta conjunta.

¿Qué temas enfatizarán en la capacitación?

Cada institución participará enfatizando sus temas de especialidad. El Secap explicará la importancia que tiene la certificación de las competencias de las personas para el buen desempeño de un negocio. El Mipro presentará los lineamientos fundamentales de las actuales políticas para el apoyo a las mipymes y las artesanías. A nosotros nos compete, en primer lugar, exponer la relación existente entre la gestión empresarial y ‘Mi Primer Sello de Calidad INEN’.

Se trata de un certificado que se creó hace unos 45 días y que permite a las mipymes y los talleres artesanales ubicar los elementos mínimos de lo que deberían tener para una gestión adecuada de sus organizaciones.

Por ejemplo, ‘Mi Primer Sello de Calidad INEN’ le indica a un emprendedor aspectos de su labor relacionados con el cumplimiento de requisitos legales; la gestión de recursos humanos y la gestión financiera; la existencia de un sistema de verificación de la satisfacción de los clientes; la medición del proceso productivo y la preservación o cuidado del producto. Es decir, se trata de apoyar y capacitar a los productores para que puedan visualizar los aspectos generales que están implicados en una gestión integral de sus negocios.

A partir de los avances que se realicen en este ámbito, posteriormente, se promoverá el sellado.Nos interesa que las pequeñas organizaciones, para las cuales lograr certificación ISO 9.000 les parece imposible, aprecien la certificación como una opción real.

‘Mi Primer Sello de Calidad INEN’ ¿tendrá solo validez nacional?

Así es. No tendrá validez internacional. Sin embargo, según la experiencia práctica, ocurre lo siguiente: cuando una organización comienza a transformar sus métodos de gestión, aquella ya está transitando por el camino hacia lograr una certificación 9.000 o un sello de calidad INEN, es decir, certificaciones a sus productos.

Lo primero es mejorar el desempeño empresarial y, de esa manera, alcanzar una certificación del sistema de gestión. Luego, con el transcurso del tiempo, paso a paso, las mipymes o los talleres artesanales podrían comenzar a indagar qué normativas deben cumplir sus productos a nivel internacional y podrían empezar los procesos que los conduzcan a lograr una certificación de carácter integral tipo ‘Esquema Cinco’.

¿Cuántas empresas prevén certificar este año?

Esperamos que haya más de 100 organizaciones pequeñas porque la obtención de la certificación tendrá prácticamente un costo simbólico, dígase entre $ 200 y $ 300.
Por otra parte, en las empresas tiene que haber “autogestión”, es decir, preguntarse a sí mismas si cumplen con asuntos como las normativas legales y los requisitos mínimos para la contratación de personal; la presencia de un plan de capacitación para el personal; la existencia de mecanismos para medir la satisfacción del cliente y para controlar la producción; la utilización de indicadores de desempeño; el uso de esquemas de seguridad y salud ocupacional; o la realización de innovaciones en el producto.

¿Qué incentivos tendrían las empresas para certificarse?

Ante todo, el deseo de mejorar. Este debe ser el principal incentivo para cualquier artesano o empresario. Si bien un sello de calidad INEN constituye una garantía frente a un potencial cliente, una garantía que le podría servir para ser proveedor del Estado, la adopción de un sistema de gestión de calidad debería ser una decisión estratégica de las organizaciones. Así se puede pensar en ganar espacios en el mercado nacional y en los mercados internacionales.

En el país, ¿cuántas empresas tienen un sello de calidad INEN?

Unas 900. Esta cifra parecería poco pero porque las mipymes han estado por fuera de los esfuerzos para lograr certificaciones. Con la iniciativa que hoy impulsamos, buscamos evidenciar que la calidad comienza desde lo pequeño. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: