Inhibidores de señal son colocados en 514 agencias

13 de agosto de 2012 - 00:00

El banco Coop. Nacional es la primera institución  financiera en colocar  en el ciento por ciento de sus agencias los inhibidores de señal para los equipos de celulares. En el otro extremo está el Banco  Pichincha, que apenas ha colocado  5 inhibidores de señal en sus 304 agencias.

Según los datos expuestos por el Consejo Nacional de Telecomunicaciones (Conatel),  a la presente fecha existe un total de 514 inhibidores instalados y activados  en las agencias, resta por hacer lo mismo  en otros  899 establecimientos.

La información la proporcionó el Consejo Nacional de Telecomunicaciones, entidad que regula  la colocación de los sistemas informáticos que es compuesta por una antena que bloquea el ingreso de llamadas entrantes o salientes. La intención es limitar al máximo los robos a los clientes de las agencias de los bancos por parte de los llamados “sacapintas”, quienes asaltan a las personas que retiran considerables sumas de dinero.

La disposición de colocar estos sistemas   está  en el  artículo 38 de la resolución de la Superintendencia de Bancos y Seguros (SBS) y la Junta Bancaria, emitida el 26 de abril de 2011. 

El tema de incumplimiento se debe a excusas sostenidas de falta de preparación, adquisición y certificación de los sistemas de bloqueo que son de uso restringido, según  administradores de las instituciones del sistema financiero.

César Robalino, director ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador, señaló: “En el momento en que se instalen estos aparatos, todas las personas que estén en los lobbys de las matrices, sucursales y agencias bancarias no podrán comunicarse con ninguna persona externa a los bancos, para dar cualquier mensaje”.
Explicó que eso no significa un daño en los celulares, solo se bloqueará la señal  mientras la persona esté dentro de la dependencia.

Beneplácito en ciudadanos

La medida es observada con beneplácito por los clientes bancarios, quienes coinciden en que la complicidad con los empleados es evidente, ya que  son los únicos que saben la cantidad de dinero que se retira.

Óscar Rivas Yépez,  poseedor de una cuenta corriente, relató que en una ocasión acompañó a alguien a retirar dinero de una  agencia bancaria en la ciudadela Centenario y en el sitio solo había  tres personas. Al salir, a 5 cuadras de allí, un vehículo los interceptó y fueron asaltados.

“No quiero pecar con el empleado del banco ni con el guardia..., ¿pero quién comunicó a los sacapintas que sacamos 10 mil dólares? No sé quién fue, pero la llamada la hicieron desde un teléfono celular. ¡Eso sí es seguro!”, expresó el cliente bancario que fue víctima del robo.

Eleonor Triviño, empleada de un centro de belleza de la ciudadela Urdesa Central, afirma ser testigo de que hay personas que están dentro de los vehículos  aparcados en la zona de Víctor Emilio Estrada y Las Monjas, quienes  salen en precipitada carrera luego de recibir  una llamada.

“Esta gente indeseable recibe el aviso de alguien que está en el banco. No son clientes de la zona y están  en actitud sospechosa. Es claro que son los sacapintas que tienen un campanero con celular dentro de alguna agencia que les avisa. Por ello respaldo la medida de bloquear el celular”, indicó Triviño.

Enfatizó que, si el plazo ya se cumplió, las autoridades deben hacer respetar la ley y exigir que todos cumplan con ella. “No solo las financieras privadas, sino también las públicas, como el Banco del Pacífico y el de Fomento”.

La resolución se emitió el 26 de abril de 2011 y fijaba como plazo 12 meses para que las instituciones del sistema financiero coloquen sus equipos en las agencias. Hasta el pasado 7 de mayo las financieras  debieron informar dicho cumplimiento.

Las cooperativas Comercio Ltda., con  una agencia; Santa Ana Ltda., con 2; 9 de  Octubre Ltda., con 3; padre Julian Lorente, con 10; y Cacpeco, con 14 agencias, aunque registran un menor movimiento de recursos, han implementado en todos sus locales   los sistemas inhibidores de señal.

Hasta el momento se desconoce si han existido multas o sanciones a las instituciones del sistema financiero que no han colocado los referidos inhibidores, debido a que hay justificaciones de retraso, tanto para la adquisición como para la certificación por parte de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Supertel).

Cobertura del sistema
Respecto al alcance que tienen  los inhibidores, Fabián Jaramillo, titular de la Supertel, indicó que la entidad lo que hizo fue homologar estos dispositivos, dar las características técnicas que deben disponer cada uno de ellos.

“Establecimos que  deben tener potencia ajustable de acuerdo a las necesidades  y los arreglos de antena que hay que realizar al momento de la instalación deben ser directivos, de manera que esté inhibiéndose el área de atención, de cajas y que no exceda de este sector”, manifestó.

Para evitar que el bloqueo de la señal se extienda a los locales que están alrededor de las entidades bancarias, la Supertel ha realizado algunos ajustes para que no se presenten estas deficiencias al momento de operar.

Jaramillo manifestó que debido a que los dispositivos no están a la venta al público en forma abierta, es necesario que las agencias bancarias deban hacer adquisiciones a proveedores específicos, que los fabrican casi a medida o por pedido. Por esa razón no hay una provisión en gran número, lo que está demorando la instalación de los inhibidores en muchas agencias bancarias.