IESS analiza opciones para cubrir décimos de jubilados

- 29 de junio de 2020 - 00:00

Consejo Directivo prevé un incremento en los montos de las aportaciones de los afiliados para solventar obligaciones con pensionistas. Estudian aplicar tasas escalonadas o una fija hasta el 2058.

El Consejo Directivo estudia incrementar los aportes de los afiliados al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) para solventar el pago de la décima tercera y décima cuarta remuneración a los jubilados, cuyo monto total ascendería a $ 500 millones.

La propuesta nace después de que la Corte Constitucional declarara, en diciembre de 2019, inconstitucional el descuento de 2,76% a la mensualidad de los pensionistas y jubilados para cubrir estas obligaciones.

Están por concluir los 180 días que la Corte dio de plazo al IESS para que, sobre la base de estudios actuariales actualizados, reforme la tabla de aportaciones para el fondo de pensiones, que contemple el financiamiento de estos décimos, así como el auxilio de funerales durante la vida activa del afiliado.

Jorge Wated, presidente del Consejo Directivo del IESS, dijo que en su comparecencia ante la Comisión de Derechos de los Trabajadores, el 24 de junio, que hay dos opciones para el incremento de las aportaciones.

Una es aplicar una tasa nivelada. Consiste en aumentar 1,10% cada cinco años a los aportes mensuales hasta llegar al 2056 y 2058.

La otra opción es una tasa escalonada a los aportes con crecimiento cada cinco años (ver infografía).

Según Wated, si no se realizan estos cobros se acortaría la sostenibilidad del fondo de pensiones.   

Marco Proaño Maya, experto en seguridad social, asegura que la razón de la descapitalización del IESS, y fundamentalmente del fondo de pensiones, se debe a la falta de pago del 40% del Estado. Dice que se adeuda desde octubre de 2019.

Además de exigir el cumplimiento de esta obligación, Proaño cree que existen otras medidas que el IESS podría tomar para tener más ingresos, como poner en marcha acciones administrativas sobre la mora patronal.

Según el experto, en el 2015 la mora era de $ 135 millones y para finales del 2019 fue de $ 250 millones.

Para Proaño, otro inconveniente que se debe analizar es que hay nueve millones de beneficiarios del IESS, pero solo tres millones aportan. Hasta abril de 2020 se registraron 1’890.000 consultas médicas  de hijos de afiliados. La factura que tuvo que pagar el IESS fue de $ 285 millones por esta atención gratuita.

Miguel García, presidente de la Federación de Servidores Públicos, concuerda con Proaño sobre las diversas alternativas que hay para capitalizar al IESS. Recomienda además que se vendan los bienes improductivos.

García cree que es antiético que el IESS tome la decisión de aumentar los aportes si desde hace más de tres años no hay un representante de los afiliados y de los jubilados en el Consejo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto:
Medios Públicos EP