Fumigación con dron en el agro crea expectativas

- 13 de abril de 2019 - 00:00
El dron Agras MG 1P fue presentado en la Cumbre de Banano 2019, tiene una capacidad de 10 litros y rinde hasta cuatro hectáreas por hora.

La agrotecnología permite a los productores el uso de sistemas amigables con el medio ambiente y la salud. Además genera nuevos emprendimientos en el sector.

La agricultura da un salto a la transformación gracias al aporte de la agrotecnología que permite fumigar los cultivos de forma amigable con el medio ambiente y está al alcance de pequeños y medianos productores.

La fumigación con dron (vehículo aéreo no tripulado) se realiza en cultivos de ciclo corto como arroz, maíz, banano, incluso cacao.

Christian Aldaz, de la empresa Droncrop, brinda el servicio de fumigación con dron en las zonas agrícolas de  las provincias de Santo Domingo, Manabí y Esmeraldas.

Trabaja con un equipo que cuenta con una capacidad de 10 litros y rinde hasta cuatro hectáreas por hora.

Este aparato es capaz de detectar ramas de árboles o cables, mantiene una altura designada sin tomar en cuenta si el terreno es desigual, irregular o sinuoso.

“Ahorra entre el 30% y el 50% de los costos, protege el medio ambiente, mejora su forma de aplicación y cuida la salud de los trabajadores. Ellos no tienen que estar en contacto con el químico”, indicó Aldaz.

Los agricultores acceden al servicio de fumigación por un costo promedio de entre $ 18 y  $ 20 por hectárea. Pero si requieren comprar un dron, el precio varía entre los $ 18.500 y $ 22.500.

Joselyn Herbozo, de la empresa Megadrone, comercializa el dron Xaircraft P20, además ofrece capacitación y fumigación.

“Brindamos el servicio a las áreas sensibles de banano, donde la avioneta no puede llegar”, también de arroz, maíz y cacao.

La empresa implementa esta tecnología hace año y medio en el país. Al inicio fue difícil motivar al agricultor a usarla, debido a que estaba acostumbrado al sistema tradicional.

“Ahora tenemos buena acogida debido a los resultados y a los beneficios que recibe el sector agrícola”.

El dron P20 tiene un costo promedio de entre $ 20.000 y $ 22.000. Megadrone ofrece el servicio de fumigación a partir de 30 hectáreas.

Escuela para pilotear drones
Alco es una empresa dedicada a la agrotecnología del cantón Daule. Tiene la escuela Agrodrones, cuya misión es preparar a pilotos fumigadores para las zonas agrícolas de la Costa.

Fernando Alvear, presidente de Alco, indicó que el piloto de dron agrícola debe tener conocimientos básicos de agricultura y de buenas prácticas en este sector.

“La finalidad es que el servicio sea incluyente y que llegue al pequeño y mediano agricultor. Que sea accesible para todos, que cuide el medio ambiente y la salud de los productores”.

Alvear señaló que la gente en el agro fumiga sin zapatos en los cultivos de arroz, lo cual afecta su salud. “Con el uso de esta tecnología el productor cambia su estilo de vida, mejora  la forma de aplicación, no tiene contacto directo con los insumos y es más eficiente”.

El presidente del Alco explicó que cuando se fumiga con bomba a motor se tiene una aplicación ineficiente porque se usan 200 litros de agua, mientras que con un dron tan solo son 11 litros. Es decir, tiene un ahorro del 95% del volumen del líquido.

Además, su rendimiento por hora es equivalente al trabajo de cuatro hombres en un día, cuando realizan labores de fumigación de cultivos de ciclo corto.

Generación de emprendimientos
Drone Emprende es otro proyecto de Alco. Asesora al productor para que inicie su negocio y brinde el servicio de fumigación. 

El cliente se capacita y accede a una línea de crédito de BanEcuador. Adquiere el equipo, que queda como garantía hasta cubrir la deuda total a un plazo de dos años.

El proyecto se venía trabajando hace tres años, pero arrancó en este 2019.

Además, la empresa brinda el servicio de venta de equipos, repuestos y mantenimiento.

Carlos Bonilla, técnico de banano y cacao del cantón Puebloviejo, de la provincia de Los Ríos, considera importante el acceso a estas tecnologías debido a que no afectan a las plantas y hay mayor cobertura y productividad.

De su lado, Luis Chicaiza, técnico de Organigreens, indicó que estos equipos se usan  en el mundo entero y recalcó que los  agricultores necesitan invertir en ellos ya que ahorran mayor cantidad de tiempo con menor inversión. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: