Ecuador apuesta nuevamente al mercado spot de petróleo

- 18 de enero de 2018 - 00:00
Trabajadores de Petroamazonas supervisan los equipos de perforación en el campo Tambococha 2.
Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

Petroecuador ofertará 3,6 millones de barriles de crudo liberados de las preventas. Por impasses a finales de 2017, las empresas bloquearon alrededor de $ 1.000 millones de facturación.

Por segunda ocasión el Gobierno recurrirá al mercado spot para comercializar crudo ecuatoriano de manera directa, con pagos inmediatos, sin intermediarios.

El país ofertará 3,6 millones de barriles de crudo Oriente, divididos en 10 embarques de 360.000 barriles cada uno, informó Carlos Pérez García, ministro de Hidrocarburos. Cuarenta empresas han sido invitadas a participar.

Las propuestas, estiman las autoridades, podrían oscilar entre $ 63 y $ 64 por barril dado que en días recientes el crudo WTI (de referencia para Ecuador) se ha comercializado en esos rangos.

Vender mediante la modalidad spot, indicó Pérez, mantiene el mercado bajo control con precios para el crudo ecuatoriano que luego serán tomados en consideración para la fijación de tarifas en los contratos de largo plazo.   

El petróleo que se comercializará fue liberado de los contratos de venta anticipada  (preventa) que Petroecuador mantiene con Unipec, Petrochina y Petrotailandia.

Flexibilidades contractuales permitieron al país acceder al hidrocarburo en márgenes de +/- 5% y +/- 10%, dependiendo del contrato.

Esto fue posible tras conversaciones con las compañías, como parte del diálogo para revisar las condiciones del crudo comprometido.

Ecuador busca pagar el costo real del transporte de petróleo con valores de mercado y no bajo criterios teóricos o hipotéticos, además replantear la fórmula de cálculo para fijar el precio del hidrocarburo nacional.

En octubre, el entonces gerente de Petroecuador, Byron Ojeda, anunció la decisión de Ecuador de reemplazar el método vigente, basado en la publicación Argus, por la fórmula Platts. Esto provocó inconvenientes, señaló Pérez.

Las empresas bloquearon unos $ 1.000 millones de facturación complicando el flujo en la caja fiscal. La situación se resolvió luego de que una delegación de Petroecuador se trasladó a China. El dinero ya ingresó a las arcas públicas, aseguró el Ministro. (I)


Petroamazonas ajusta cuentas pendientes con proveedores
Petroamazonas, responsable de la producción petrolera, proyecta normalizar este año sus cuentas pendientes con proveedores nacionales y extranjeros por concepto de deudas contraídas en 2014, 2015 y 2016.

A noviembre de 2017 la empresa pública acumulaba obligaciones por $ 3.700  millones, aproximadamente, cantidad que se está reduciendo a través de varias operaciones.

En diciembre recibió $ 750 millones por parte del Ministerio de Finanzas y obtuvo unos $ 1.500 por emisión de bonos. De esta manera quedó una deuda por alrededor de $ 1.400 millones, detalló Álex Galárraga, gerente general de Petroamazonas, durante la visita a la perforación en el campo Tambococha 2, el 15 de enero.

Parte del remanente se cubrirá con la nueva emisión de papeles que planea hacer la empresa hasta el segundo trimestre del año por $ 300 millones.

Restando el monto de los bonos la deuda quedaría en $ 1.100 millones que representan la facturación de tres meses de la petrolera. “Con eso prácticamente Petroamazonas no tendría problemas”, resumió Galárraga, agregando que, por ejemplo, la situación con Schlumberger está finiquitada. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: