Ecuador ahorrará dos mil millones de dólares anuales con el cambio de matriz energética

13 de mayo de 2012 - 10:00

La construcción de centrales hidroeléctricas para cambiar la matriz energética del país proyecta un ahorro de $ 2.000 millones a partir de 2016. Así lo dio a conocer el presidente ecuatoriano Rafael Correa durante la transmisión del último Enlace Ciudadano.

El mandatario destacó que el derrocado Lucio Gutiérrez, en más de dos años de gestión invirtió $ 270 millones en el sector eléctrico y Alfredo Palacio, $ 124 millones; mientras que su gobierno ha invertido casi $ 1700 millones en el período 2007-2011.

El ministro Esteban Albornoz ejecuta el Plan de Expansión de Generación Eléctrica 2012-2021 que contempla la operación de los proyectos Sopladora, Toachi Pilatón, Manduriacu, Quijos y Delsitanisagua, en 2015. En tanto que en 2016, entrarán en operación Coca Codo Sinclair, que va a proveer 1500 MW, y Mina San Francisco.

De la energía utilizada en el 2006, el 46% era de origen hídrico y el 11% era importada de Colombia y Perú; mientras que, el resto de energía era de origen térmico, altamente contaminante por la quema de diésel importado.

En el 2011 la energía hidroeléctrica subió al 58% y la importada se redujo al 7%; mientras que, para 2016, la energía eléctrica se incrementará al 93,5% y ya no habrá necesidad de importarla.

En este año también entrará en funcionamiento la energía eólica en Loja, sistema que funciona actualmente en Galápagos.

El jefe de Estado destacó que en este año el país está quemando 490 000 galones de combustible en la producción de energía, situación que desaparecerá cuando entre a operar Coca Codo Sinclair. “Es la mejor contribución para el medioambiente”, dijo.

Indicó que con la reducción de combustibles el país ahorrará más de $1000 millones de dólares anuales, distribuidos en $ 561 millones en 2015 y $ 478 millones en 2016. "Si estas hidroeléctricas hubieran funcionado desde hace 20 años, el país habría ahorrado alrededor de $ 20 000 millones", enfatizó.

Con la operación plena del plan energético el país contará con energía barata que podría oscilar en $ 0, 004 el kilovatio.

Esta situación permitiría regalar cocinas eléctricas a tres millones de familias y proporcionar 60 kilovatios gratis, cuyo costo sería más barato que los $ 900 millones que se gasta actualmente en el subsidio del gas de uso doméstico. Este combustible es importado en un 85%.

“Con el ahorro en la importación de combustible y de GLP el país estaría ahorrando cerca de $ 2.000 millones anuales con los que en 2016 se podrán liberar para carreteras, escuelas, hospitales, centros de desarrollo infantil, colegios... Todo gracias a la energía renovable que vamos a producir”, expresó el mandatario.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: