Dirigentes pesqueros creen que alza del diésel no afectará su competitividad

- 11 de septiembre de 2018 - 19:30
En Manabí, las embarcaciones se someten a mantenimiento mientras esté vigente el periodo de veda del atún.
Foto: Leiberg Santos / EL TELÉGRAFO

Los industriales aspiran a que el Gobierno conceda incentivos para impulsar la actividad y enfrentar el contrabando. El ahorro estatal aún está en análisis.

Representantes de los sectores camaroneros y pesqueros no auguran un fuerte impacto en su economía luego del alza del precio del diésel anunciado el pasado lunes.

La medida entrará en vigencia apenas se publique el nuevo tarifario que contemplará $ 0,25 más al galón del diésel industrial camaronero y atunero y $ 0,10 para otras pesquerías (incremento al precio actual sin IVA).

El presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura, José Antonio Camposano, reconoció que las medidas  no constituyen una amenaza ni a la competitividad de la industria, como sí lo hubiera sido una actualización al precio internacional.

En Manabí, Ricardo Buehs, presidente de la Asociación de Atuneros del Ecuador (Atunec), manifestó que el sector está dispuesto a afrontar el incremento.

“Sabemos que el país necesita de nuestro apoyo y estamos respondiendo. A fin de año tendremos un balance de la afectación al sector”.

El empresario atunero señaló, sin embargo, que priorizarán sus gastos, sobre todo aquellos que se realizan para la reparación de embarcaciones durante las vedas.

Haber llegado a un consenso con las autoridades para aceptar el incremento del $ 0,25 del diésel atunero industrial no fue fácil, reseñó Buehs. “Fueron negociaciones de más de un mes. No afectaremos a nuestros trabajadores”, afirmó. 

Como asociación esperan que el gobierno también cumpla con los incentivos ofrecidos para dinamizar la industria. 

Entre ellos, líneas de crédito para capital de trabajo a través de la banca pública como lo indicó el secretario de la Presidencia, Eduardo Jurado, el pasado 10 de septiembre, en Manta.

Un sector de los pescadores artesanales, especialmente de Santa Elena, no firmó el acuerdo para el incremento del precio del combustible.

Uno de sus representantes, José Sornoza, explicó que “para nosotros, $ 0,10 centavos es mucho dinero, habíamos planteado $ 0,5. Nosotros hacemos pesca oceánica y utilizamos mucho combustible por lo que nos afecta mucho la medida”.

Para Víctor Hugo Albán, presidente del Colegio de Economistas de Pichincha, el país debe avanzar  definitivamente hacia la eliminación gradual de los subsidios.

“Con esta revisión del subsidio del diésel, el Estado no va a recaudar cuantiosas sumas, pero debe concentrarse en controlar el contrabando que es lo que sí tiene una gran afectación, pues el valor del galón de diésel en Colombia o Perú llega a $ 10, mientras que en Ecuador ni a $ 1”.

Sobre la decisión del régimen de una posible actualización de precios del combustible luego de un periodo de tiempo, Camposano considera que debe ir atada al cumplimiento de acuerdos y otras medidas que permitan reducir gastos que tiene el sector camaronero como los destinados para la lucha contra la delincuencia.

“La autoprotección al sector con la contratación de guardias, cámaras, sistemas de monitoreo nos cuesta anualmente unos $ 60 millones”, señaló.

Estima que el régimen debe revisar su política de incentivos a las exportaciones y avanzar decididamente hacia la electrificación del sector. (I)

Exportaciones

Actividad económica

El sector pesquero aporta al país con aproximadamente $ 1.500 millones en exportaciones; emplea a 108.000   personas: 49.856 formales en el sector industrial y 59.000 pescadores artesanales, según la Cámara Nacional de Pesquería.

30 días es el plazo establecido por el gobierno para reclasificar las embarcaciones de pesca artesanal.

Mesas de Diálogo

El Ministro de Hidrocarburos indicó que aún no hay  fecha prevista para iniciar los diálogos para la focalización de subsidios.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: