Entre los insumos entregados se encuentran kits de fertilizantes y semillas

89 mil agricultores recuperan la producción de café arábigo

- 19 de mayo de 2015 - 00:00
Desde 2014, alrededor de 3.889 agricultores de Manabí se han beneficiado del Proyecto de Reactivación de Café y Cacao Nacional Fino de Aroma. Foto: Cortesía

Entre los insumos entregados se encuentran kits de fertilizantes y semillas

Raúl Chóez Merchán, productor del cantón Paján, provincia de Manabí, sembró 1.500 plantas de café arábigo de zonas bajas y en las próximas semanas sembrará 1.000 adicionales. “He avanzado poco a poco y voy a sembrar más café”, dice Chóez, quien posee una plantación cafetalera de baja productividad (las plantas son de mala calidad y se estima que un caficultor, en promedio, produce cinco quintales por hectárea), y que es el sustento para su familia.

Chóez relata que cultivaba entre 4 y 5 quintales de café por hectárea, antes de que su plantación fuera atacada por la roya, un hongo que afecta a la planta de café y una de las causas principales por las que la gente dejó de cultivar ese producto en Manabí.

Ahora con las semillas de café arábigo importadas desde Brasil, que le entregó el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap), aspira a producir unos 20 quintales por hectárea. “La realidad es otra”, dijo Chóez al indicar que recibe “el apoyo del Gobierno, con insumos, semillas que germinan rápido, y la asistencia con técnicos para cultivar café”.

Este cafetalero manabita es beneficiario del Proyecto de Reactivación de Café y Cacao Nacional Fino de Aroma, que ejecuta el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap).

Otro beneficiario es Francisco Suárez, de la comunidad La Floresta, perteneciente al cantón Portoviejo, en Manabí. “Las plantas de las nuevas variedades crecen bien”, dijo Suárez, quien aspira a tener una buena cosecha para finales de este año.

Durante el año anterior y lo que va de este, alrededor de 3.889 agricultores de Manabí se han beneficiado de las acciones que realiza el Magap, con el propósito de sustituir las importaciones de café robusta en el país, e incrementar las exportaciones de café arábigo.

En 2014, las importaciones de café robusta representaron $102’099.807, mientras que se exportaron $ 11’322.096 de la variedad arábigo. La producción de café robusta fue de 10.200 toneladas métricas y de café arábigo de 6.800 toneladas.

Ejes para la reactivación

Para reactivar la producción de café arábigo en el país, el Magap ejecuta su proyecto basado en asistencia técnica, establecimiento de nuevas plantaciones, entrega de insumos y créditos.

En asistencia técnica, aproximadamente, 270 técnicos del Ministerio, especializados en cultivo de café, trabajan en todas las provincias –excepto Tungurahua y Cañar- para apoyar a los 89.031 agricultores  beneficiarios del Proyecto.

Para establecer nuevas plantaciones, el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca importó desde Brasil 85 toneladas métricas de semilla de café arábigo de alta productividad, (la producción bordea los 100 quintales por hectárea),  y tolerantes al hongo de la roya, con lo cual Ecuador realizó un avance tecnológico en material vegetal de 40 años.

Este material vegetal hasta el momento ha producido 187’939.380 plantas de café, que se trasladan a campo definitivo; es decir, a las provincias productoras de café -con excepción de Tungurahua, Cañar, y Galápagos, que tienen sus propias variedades- para comenzar su producción.

En cuanto a insumos, la iniciativa gubernamental ha entregado al sector cafetalero kits para roya, fertilizantes edáficos, fertilizantes foliares, kits de vivero y herramienta para trabajo de viveros, semilla, entre otros.

Por medio del proyecto también se trabaja para facilitar el acceso de los productores a créditos, a través de un convenio suscrito entre el Magap y el Banco Nacional de Fomento (BNF), que prioriza los rubros de café y cacao, para viabilizar y minimizar los tiempos de aprobación de los préstamos.

El convenio contempla a productores que tradicionalmente no han accedido a los créditos, y que hoy, al ser beneficiarios del Proyecto, pueden obtener su primer préstamo productivo. A través de este convenio se han entregado $ 7’310.000 a 844 familias dedicadas al cultivo de café.

Para incrementar la producción de café robusta, el proyecto del Magap ofrecerá un incentivo o subsidio de $ 2.000 por hectárea, que  servirá para cubrir un porcentaje de los costos de implementación de este cultivo. 

Este incentivo tiene como objetivo aumentar la superficie sembrada de café robusta en el Ecuador, que hasta abril pasado era de 12.436 hectáreas. Con el Proyecto se espera llegar a las 30 mil hectáreas, incrementar la oferta de grano a la industria nacional e internacional y evitar la salida de divisas, para así contribuir al cambio de la matriz productiva.

Javier Villacís, gerente del Proyecto de Reactivación de Café y Cacao Nacional Fino de Aroma, afirmó que estas estrategias apuntan a que el Ecuador recupere los sitiales históricos, que en el pasado lo tenían como el quinto productor de café a escala mundial.

Villacís indicó que el país ocupa el puesto 28, por lo que el objetivo es aprovechar la demanda insatisfecha del mercado internacional, como la oportunidad que Ecuador brinda a los agricultores, de producir todos los tipos de café: arábigo, de zonas altas o especiales y de zonas bajas, y robustas en el Oriente y la Costa.

Villacís aseguró que el Magap ha entregado material vegetal de la mejor productividad, además de asistencia técnica especializada, insumos, créditos y todo el resto de factores de productividad alineados a esta estrategia, única en el mundo.

Con estas estrategias implementadas por el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca se espera que al 2021 el Ecuador  produzca aproximadamente 172.037 toneladas métricas entre café arábigo y robusta. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: