Ecuador, 05 de Julio de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

El objetivo de la industria ecuatoriana es fabricar 55.000 vehículos en 2014

Restringido ingreso de autos nuevos de años pasados

Empresarios sostienen que habría sido una competencia desleal el haber traído piezas usadas o reconstruidas. Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo.
Empresarios sostienen que habría sido una competencia desleal el haber traído piezas usadas o reconstruidas. Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo.
13 de agosto de 2014 - 00:00 - Redacción Economía

Dentro del acuerdo comercial multipartes, que se concretó el 17 de julio de este año en Bruselas entre Ecuador y la Unión Europea (UE), existen varios aspectos que en algún momento fueron de preocupación para el sector industrial del país.

Uno de estos fue el automotriz, considerado tema sensible, por lo que debía tratarse de una manera especial.

Para el ministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, este tema fue negociado de la mejor manera para evitar que exista un perjuicio para el sector automotriz del país.

“A diferencia de Ecuador, con relación a la entrada de sus productos a la UE, los europeos no entrarán de manera inmediata, hay varias canastas o tiempos de vigencia hasta ir eliminando hasta cero los aranceles”, precisó Rivadeneira, quien recalcó que en el caso automotriz el proceso de desgravación será de hasta 10 años.

Agregó que los europeos solicitaban dos cosas principales y que eran más peligrosas que el arancel. La primera hacía referencia al ingreso de los denominados remanufacturados, que consiste en que motores de carros usados sean reconstruidos y enviados a Ecuador a bajo precio, lo cual era una afectación a la industria y no fue aceptado; y la segunda, y que tampoco se aceptó por parte del país, era la relacionada con el ingreso de “autos fríos (nuevos) de años pasados”.

También el ministro Rivadeneira aclaró que Ecuador no ha adquirido ningún compromiso para que ingresen carros usados o cualquier otro tipo de productos, como los neumáticos.

“El único compromiso que tenemos es que en siete años nos volveremos a sentar para revisar y discutir si vale la pena mantener el mercado cerrado o no, pero tampoco se establece la obligatoriedad de Ecuador de abrirlo”, aseveró el ministro de Comercio Exterior.

Sector automotriz satisfecho

Juan Bermeo, presidente del directorio de la Cámara de la Industria Automotriz Ecuatoriana (CIAE), dijo estar satisfecho con lo logrado por Ecuador en cuanto al proceso de desgravación que se ha establecido de 10 años para el ingreso de vehículos desde la Unión Europea.

“Creo que lo que el Gobierno Nacional ha logrado es razonable y está dentro de lo que habíamos propuesto, y mejor que en este acuerdo comercial se haya establecido que no entren vehículos usados o nuevos de años posteriores”, aseveró el dirigente automotriz.

Bermeo precisó que la industria ecuatoriana prevé fabricar alrededor de 55.000 autos este año y que esta producción se mantenga durante los 2 o 3 años siguientes.

Para el ingeniero Iván Vaca, propietario de un almacén de autorrepuestos de carros, ubicado en la 10 de Agosto, al norte de Quito, la decisión del Gobierno de no permitir el ingreso de carros y piezas usadas es acertada.

Vaca consideró que habría sido una competencia desleal, la cual hubiese ocasionado que algunos negocios tuvieran problemas, además de que con estos artículos usados el país se llenaría de chatarra.

Acceso industrial

El ministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, recalcó que la Unión Europea permitirá el acceso inmediato sin aranceles para toda la oferta actual y potencial del país que se genere con el cambio de la matriz productiva.

Por su lado, Ecuador desgravará progresivamente los productos que ingresen desde Europa en canastas que van desde inmediata (para productos necesarios y que actualmente gozan de cero arancel, como maquinaria, insumos y bienes de capital), 5, 7 y 10 años, dependiente de la sensibilidad de los mismos para los intereses del país.

El funcionario subrayó que el proceso de negociación se llevó con total transparencia y con el objetivo de siempre proteger a la economía ecuatoriana.

El acuerdo sería aprobado en dos años, tras ser avalado por el parlamento europeo.

Datos

El acuerdo comercial no contempla normas sobre protección de inversión extranjera ni limita la capacidad del Estado de dirigir su política de regulación financiera.

El documento final, que será firmado por el ministro Francisco Rivadeneira, estará listo para finales del presente año o inicios de 2015, para luego ser puesto en conocimiento de la Corte Constitucional y la Asamblea.

Los bienes industrializados europeos, que actualmente tienen cero aranceles, seguirán ingresando a Ecuador en esta misma forma, una vez que el acuerdo comercial entre los dos países entre en vigencia.

En propiedad intelectual no se afectan los intereses que tiene Ecuador en desarrollar el potencial tecnológico y biotecnológico. Tampoco se ponen en riesgo los conocimientos ancestrales de los pueblos.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media