Larga Distancia

En el sur del Ecuador se prende el carnaval

- 31 de enero de 2016 - 00:00

Esa parte del país se prepara para festejar la fecha. Música, desfiles, elecciones de reinas y divertidos personajes forman parte de esta celebración que atrae a miles de turistas. Este es un recorrido por las tradiciones de Cañar, Azuay y Morona Santiago. Conoce más sobre la cultura de Ecuador.

El carnaval es una de las fiestas más populares en el Ecuador y en el caso de Azuay se lo celebra a lo grande. Una de las tradiciones en esta provincia es jugar con agua, espuma y confeti, además de disfrutar de la comida tradicional y de fiestas con música popular.

Los sitios turísticos de la provincia del Azuay son el escenario para disfrutar de estas fiestas. El recorrido empieza en Cuenca. En la Glorieta del Parque Calderón siempre se celebra el Jueves de Compadres y Comadres, la fiesta carnavalera más grande de la capital azuaya donde miles de personas reciben la guagua de azúcar; símbolo del compadrazgo. Al mismo tiempo suenan las bandas de pueblo, se suman danzantes y al final, en medio de un gran show musical, todos los asistentes juegan carnaval.

La siguiente parada es Gualaceo. En la orilla del río Santa Bárbara miles de turistas se congregan para armar carpas y hacer asados. Las familias llegan para disfrutar de las cálidas aguas del río, cantar y bailar al ritmo de los artistas que se presentan en el lugar durante los días de carnaval.

Mientras tanto en Chordeleg cada año se realiza el Carnaval Cultural y Patrimonial de la Candonga, en el que se desarrollan festivales de danza, de artesanías, de la chicha, de los dulces tradicionales, además de grandes desfiles carnavaleros y espectáculos de música en vivo. Todo esto alrededor de la plaza central.

En Sígsig la fiesta también es grande. Cada año las Playas de Zhingate acogen a miles de visitantes. A orillas de la playa se realizan festivales gastronómicos en los que se destacan platos típicos como hornado, dulces de durazno y de higo. En el lugar también se realizan shows artísticos en los que hasta los más pequeños bailan.

Si buscas un carnaval extremo, Paute debe ser tu destino. Miles de turistas acuden a las orillas del río principal y disfrutan del juego sin limitaciones. El cálido clima, la rica comida típica, bebidas como la yaguana, la amabilidad de su gente, sitios para realizar múltiples actividades extremas, como volar en parapente, y los espectáculos musicales hacen de este lugar el ideal para disfrutar del feriado de carnaval.

En Santa Isabel, cantón costanero de la provincia del Azuay, el carnaval también se lo disfruta al máximo. El Valle de Yunguilla es el sitio preferido de miles de familias para descansar. Ahí están construidas la mayor cantidad de casas de campo, quintas y balnearios de la provincia.

En Azuay predominan los olores, sabores, aromas y sazones característicos de su cocina. Durante las festividades del carnaval, los turistas disfrutarán de platillos tradicionales como hornado, cuy asado con papas, cascarita, fritada, sancocho, morcillas, mote pillo, mote pelado, tostado, llapingachos, encebollados, carne asada, choclo, habas con queso, locro de papas, tortillas de maíz, chicha de jora y de manzana, las tortillas con miel y bebidas como la yaguana y el rosero. Además, en los mercados y festivales gastronómicos de cada cantón podrás degustar los dulces del carnaval, como el dulce de fréjol, higo, durazno, fresa, babaco, leche, manzana y pera.

Si decides quedarte en esta provincia los precios por alojamiento en hostales y hoteles registran tarifas desde $ 15 a $ 40 la noche por persona.

La ruta carnavalera continua en Cañar, pues esta es una celebración que se mantiene viva en las comunidades indígenas. Se trata de una fiesta que coincide con la siembra de los cultivos. Representa el inicio de un nuevo ciclo agrícola, así como el inicio de la Cuaresma.

Los turistas que viajen a la capital arqueológica del Ecuador podrán observar al Taita Carnaval, el tradicional personaje que simboliza la riqueza. Con un traje negro, poncho rojo, chumbi, un sombrero de cuero de vaca y un chicote, el Taita recorre las calles muy alegre entonando cantos carnavaleros; va acompañado de miembros de la comunidad que tocan la chirimía, el tambor, la caja, el violín, el pingullo y el rondador.

Mientras tanto, en la zona urbana se llevan a cabo desfiles, comparsas y se juega carnaval con agua, maicena, papel picado y carioca.

La celebración más representativa del Cañar es el Lalay Raymi y el Pawcar Raymi de Carnaval que se celebran en las comunidades indígenas. El evento inicia con la misa en honor al Niño Carnavalero, luego vienen las comparsas tradicionales por las principales calles de las diferentes comunidades, siendo el Tayta Carnaval, el Rucuyaya o Yarkay y el Cuyñaña los elementos imprescindibles de esta fiesta.

Previo a esto, el 5 de febrero, se celebra el Tayta Carnaval organizado por la Universidad Católica de Cuenca. Consiste en un desfile que se caracteriza por realizar diseños cañaris a lo largo del piso de la calle Bolívar, por donde pasan más de 50 comparsas propias de la cultura Cañari, acompañadas de polvo, carioca y agua. A lo largo de la ciudad, por donde avanza el desfile, se colocan pequeños puestos con comida tradicional, bebidas típicas, como la chicha de jora y el aguardiente, papas con cuy, fritada, caldo de gallina, mote y, como postres, dulces de durazno, capulí, higo, pera y manzana.

En Zhapacal, Azogues, se realiza el Festival del Capulí seguido del desfile de comparsas del Colegio Juan Bautista Vásquez. También se lleva a cabo el carnaval de Chuquipata en Javier Loyola, al igual que el Carnaval de Pindilig.

En La Troncal se mantiene la costumbre de realizar el desfile folclórico de Carnaval. En él participan comparsas, shows artísticos y la elección de la reina de carnaval. Los eventos, por lo general, se realizan en las principales calles de la ciudad.

En Biblián y Déleg los turistas también podrán disfrutar de desfiles con comparsas, disfraces, bailes, cantos y espectáculos artísticos.

La comida tradicional del Cañar está constituida por papas con cuy, carne seca, caldo de gallina, carne de chancho, hornado, conejo, ají de pepa de zambo, chicha de jora, aguardiente, dulce de higo, duraznos y capulí. En la zona costera la gastronomía se destaca por el encocado de pescado, encebollado, bollo de pescado, ceviches, arroz marinero, bandera y comidas típicas de las carretas de La Troncal.

La planta turística del Cañar ofrece alojamiento de entre $ 10 a $ 35 por persona.

Morona Santiago es la siguiente parada en esta ruta de carnaval. La festividad más importante es el Carnaval Culturizado en el que se elige a la Reina de la Guayusa y la Canela en la orilla del río Upano, en la ciudad de Macas. Ahí, este año el carnaval iniciará el sábado 6 de febrero con el V Carnaval Pluricultural Upano-Macas 2016, en el que participan danzantes con coloridos trajes. En la zona se pueden practicar deportes extremos, fútbol de playa y voleibol.

Las riberas del río Upano son el centro del festejo y ahí los visitantes pueden deleitarse con una diversidad de comida típica, disfrutar de las cálidas aguas del río, además de cantar y bailar al ritmo de las orquestas.

Limón Indanza no se queda atrás. Cada año se lleva a cabo el Carnaval Cultural Orquídeas y Cascadas. Los festejos inician con la Elección de la Reina. Esta fiesta está matizada por el colorido de los carros alegóricos, música en vivo y gastronomía tradicional.

Mientras que en Palora se mantiene la costumbre de realizar encuentros deportivos que convocan a cientos de ciudadanos del lugar. Además, en el sitio se pueden realizar actividades de aventura como el rafting y canotaje en el río Llushin, donde además confluyen varios turistas y lugareños para disfrutar del tradicional juego de carnaval.

En San Juan Bosco se realiza el Desfile de Bicicletas y Carros Alegóricos. En el Complejo Turístico Segundo Salinas, el carnaval es más divertido todavía, puesto que se elige a la Reina, al Rey, a la niña y niño del Carnaval.

Rolaquimba, pelma, elepo y ayampacos son algunos de los platillos tradicionales de Morona Santiago. El alojamiento cuesta entre $ 10 a $ 60 por persona.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: