Fue niñera durante 40 años y falleció en la indigencia en chicago

Vivian Maier es recordada desde dos exposiciones

- 09 de junio de 2016 - 00:00
Las muestras de Maier se presentan en Foto Colectania, en Barcelona, y en la Fundación Canal, de Madrid.
Autorretrato de Vivian Maier

Comparada con la destreza de artistas como Diane Arbus y Lee Friedlander, su trabajo fue reconocido cuando murió.

Vivian Maier murió en 2009 en una residencia para indigentes de Chicago, ciudad donde trabajó durante 40 años como niñera. Solo después de su muerte los cerca de 120 mil negativos que produjo fueron descubiertos por John Maloof, aficionado a la fotografía, tras una subasta de muebles viejos y antigüedades depositados en un trastero y sacados a la venta por impago de las tasas de almacenamiento.

Comparada con Diane Arbus y Lee Friedlander, Vivian Maier fue una mujer que en su tiempo libre se dedicó a fotografiar con su Rolleiflex a los habitantes y a las calles de Nueva York y Chicago, en los años cincuenta. También fue una aficionada y pionera de lo que hoy se denomina como selfie (autorretrato), captando su imagen en los charcos de lluvia, en espejos rotos o con el perfil de su sombra por el suelo. “Hice tantos autorretratos con tanta insistencia para saber quién soy y buscar mi lugar en el mundo”, dijo en una de sus grabaciones.

“Tenía una cultura visual de primer grado. Era culta, se informaba, compraba la prensa, iba a ver exposiciones y una vez por semana al cine”, comenta Anne Morin, comisaria de las exposiciones simultáneas de la obra Maier, en la Fundación Canal, de Madrid, y en Foto Colectania, de Barcelona, que se inauguraron esta semana.

Se sabe que Maier no tenía familia ni muchos amigos, solo que disfrutaba trabajar con infantes, a pesar de que cobraba poco por su trabajo como niñera. Llevaba siempre una cámara colgada del cuello y solía retratar a mendigos, niños con ojos vidriosos y enfermos, obreros, personas negras y señoras leyendo el periódico en la calle.

“Su técnica era profesional, sin artificio, de encuadres frontales. Pero si hay algo que caracteriza a Maier es una cercanía que va más allá de la distancia de cortesía”, apunta Morin. “Maier no solo fue un genio autodidacta sino que solo tomaba una única foto por imagen. Y como se sabe solo reveló un porcentaje mínimo de los 120 mil negativos que se han encontrado”, amplía Efraín Bernal, director de Bernal Espacio, que anteriormente acogió la muestra Portrait (self) portrait: Vivian Maier.

La exposición de Barcelona cuenta, por primera vez en España, con 26 imágenes que fueron impresas recientemente. Bernal conoció la historia de Maier en Miami Art Basel y sus retratos lo “dejaron en shock sin saber nada previamente de su cinematográfica vida”. Para él “lo más difícil fue elegir las fotos porque todos los retratos y autorretratos son de una calidad excepcional”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: