Desde hace 40 años se entrega esta distinción

Premio Eugenio Espejo, un galardón para la reflexión

- 10 de agosto de 2015 - 00:00
Fernando Tinajero, Pilar Bustos y Luis Cumbal posan tras recibir los premios Eugenio Espejo. Foto: Daniel Molineros / El Telégrafo

Desde hace 40 años se entrega esta distinción

El Presidente de la República entregó ayer los premios Eugenio Espejo 2015 a 2 representantes del mundo de la cultura y uno del ámbito científico.

Los galardonados fueron la artista plástica Pilar Bustos, el escritor y académico Fernando Tinajero y el investigador Luis Cumbal.

La primera fue reconocida en la categoría Actividad Cultural; el segundo, en Actividad Literaria y el tercero en Actividad Científica.

En el caso de Tinajero, es sin duda uno de los pensadores más sólidos con que cuenta el Ecuador en la actualidad. Ensayista, novelista y catedrático universitario, Fernando Tinajero (Quito, 1940), es, en términos gramscianos, un intelectual orgánico.

En 1965, junto con Agustín Cueva Dávila editó Indoamérica nuevo pensamiento de un pueblo nuevo; revista reflexiva y teórica que llegó, en el 68, al octavo número.

Fue, durante la década de los setenta uno de los animadores más activos del movimiento cultural Tzántzico; integró el Frente Cultural y formó parte del Consejo de Redacción de la revista La bufanda del sol, de Quito, con Alejandro Moreano, Francisco Proaño Arandy, Abdón Ubidia, Raúl Pérez Torres, Ulises Estrella, Iván Egüez, Raul Arias, Polo Barriga, Agustín Cueva e Iván Carvajal.

Textos suyos se han publicado en medios como Letras del Ecuador, Papel Literario de Caracas y El gallo ilustrado de México. Mantiene una erudita columna de opinión en uno de los diarios nacionales y sus obras cuentan con publicaciones dentro y fuera del país.

Su pensamiento, recogido en textos como La utopía republicana (Fernando Albán, comp.); El desencuentro, Premio Nacional UCE (Quito, 1976); Más allá de los dogmas (Quito, 1967); ‘Aquiles y la tortuga: contribución al estudio de nuestra historia cultural’ en II Arte y cultura, Ecuador: 1830-1980 (Quito, 1980); Imagen literaria del Ecuador (Barcelona, 1982); Aproximaciones y distancias (Quito, 1986); De la evasión al desencanto (Quito, 1987); ‘Para una teoría del simulacro’ en Signos del futuro (Quito, 1991), da cuenta de un conocimiento profundo del pensamiento político ecuatoriano a lo largo de su vida republicana.

Fue, justamente, en 2011, editor de Pensamiento político ecuatoriano, colección que recopilaba textos de varios autores a lo largo de toda nuestra historia, empezando con José María Lequerica, en los que se analiza el papel del Estado, hasta el pensamiento de Bolívar Echeverría y Agustín Cueva.

“En el país se deben desterrar los sectarismos completamente, no tomamos en cuenta porque una figura es de izquierda o de derecha, o porque en el año tal hizo otra cosa. Aquí no se trata de justificar a nadie, se trata de conocer el valor de la gente, donde quiera que esté. Hay gente que ha sido muy valiosa en su pensamiento, pero muy negativa en su proceder. Salvemos, entonces, ese pensamiento, que es lo positivo. Para quienes tenemos concepciones de izquierda respecto al Estado y a la política no debe ser desconocido el pensamiento de la derecha porque necesitamos saber qué es lo que piensa”, decía a diario EL TELÉGRAFO en 2011.

Por su parte, otra de las galardonadas, Pilar Bustos (1945) es una de las figuras más representativas de las artes plásticas del país en las últimas décadas.

Dibujante y muralista se formó en la Escuela de Artes de Cubanacán, de la isla Caribeña.

Entre los reconocimientos que ha obtenido están el Premio Adquisición y Premio Ingreso a la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, ambos en 1965. Un año después fue reconocida con el Primer Premio, realización Mural, Ciudad Sandino, Cuba.

Testigo de los primeros pasos de la Revolución Cubana y de la caída de Salvador Allende, en Chile, trabajó unos años en el mundo publicitario por sobrevivencia.

Creadora de una obra en la que destaca el manejo de la línea, el lápiz y el carboncillo sus mayores herramientas expresivas. (I)

Datos

El Premio Eugenio Espejo fue creado y entregado por primera ocasión en 1975 durante el gobierno militar de Guillermo Rodríguez Lara.

El primer galardonado fue el intelectual, escritor, diplomático y propulsor cultural lojano, Benjamín Carrión, en reconocimiento a la actividad cultural desplegada durante toda su vida.

Los premios fueron entregados en sus primeros años con una periodicidad bianual. En la segunda parte de la década de 1980, los reconocimientos se volvieron anuales. La característica se retomó entre 2005 y 2012.

Jorge Carrera Andrade, Alfredo Pareja Dieszcanseco, Demetrio Aguilera Malta, Eduardo Kingman, Jorge Enrique Adoum, Alicia Yánez Cosío, Pedro Jorge Vera y Tránsito Amaguaña han sido galardonados.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: