Segundo Bautista vivirá en la luz de sus temas clásicos

- 10 de mayo de 2019 - 00:00

El compositor ecuatoriano de “Collar de lágrimas” y la “Cumbia Chonera” tuvo una trayectoria musical de más de 60 años.

La memoria del fallecido artista ecuatoriano Segundo Bautista, va mucho más allá de su música.

Sus colegas lo recuerdan como un ejemplo de lucha por los derechos de los artistas, por su capacidad de aprendizaje continuo a pesar de no ver desde niño, además de su talento. 

“Tuvimos la suerte de compartir el escenario, fue un ícono a seguir en muchos sentidos”, afirmó Luis Beltrán, presidente de Sarime,  (Sociedad de artistas, intérpretes y músicos ejecutantes del Ecuador). 

Para Beltrán, es innegable el talento de Bautista, no solo en el requinto, pues lo describe como un multiinstrumentista que también destacaba como director y arreglista.

Por ello, Bautista integró en Quito, junto al requintista Guillermo Rodríguez y el guitarrista Nelson Dueñas, el ensamble Cuerdas y Fantasía en los años sesenta.

Con esta agrupación, acompañó al Dúo Benítez Valencia en la cinta En la Mitad del Mundo (1964).

Su destreza cruzó fronteras cuando en 1971 con el Dúo de los Hermanos Miño Naranjo, emprendió una gira por la Unión Soviética

Con respecto a sus composiciones, Beltrán considera que el fox incaico “Collar de lágrimas” (coautoría de Bautista con Ruperto Romero Carrión ), se volvió un himno de los migrantes.

Y agrega otros temas  del recuerdo, como “Quiero verte madre”, y “Apología al pasillo”. 

Con esa última producción fue finalista en el Segundo Concurso de Composición e Interpretación de Música Ecuatoriana del  Banco Central del Ecuador (1978).

Otro de sus clásicos es la “Cumbia Chonera”, grabada por la orquesta Don Medardo y sus Players.

El presidente de Sarime cultivó la amistad con Bautista desde 1989, por sus diversas actividades artísticas y gremiales.

“En ese año nos vinculamos a la Asociación de Artistas Profesionales de Pichincha”, señaló Beltrán, quien en 1994 se convirtió en el presidente de esa entidad.

En ese mismo año, Bautista integró el Comité de Calificación de los artistas en la asociación, por su talento y conocimiento, rememora Beltrán con nostalgia.

Segundo Remigio Bautista Vasco, su nombre completo, era oriundo de Salcedo (Cotopaxi). Tenía 85 años de edad, y dominaba la guitarra, el piano y el acordeón.

A pesar de ser invidente desde su niñez, se convirtió en uno de los mejores exponentes de la música nacional, destacando también como productor fonográfico.

“Creo que la vista no le hizo falta para demostrar con creces el brillo con el que alumbró a la música nacional”, resaltó Beltrán. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo

Cuentos de Cartón
¿Has escrito cuentos que
te gustaría compartir?

¡Esta es la oportunidad de publicarlos! #CuentosDeCartón es una iniciativa de @CartonPiedraET para impulsar la creatividad literaria .
¡Nos interesa leerte!

Quiero participar