Majo Najas redime el pasillo con su álbum Serenata

La música siempre ha sido parte de mi vida, canto desde que tengo memoria.
29 de enero de 2021 08:04
Majo Najas es una artista independiente que le apuesta al pasillo hasta las última consecuencias. De 19 años de edad, quiteña y trato amable, la joven cantante anhela trascender en la música, de la mano del pasillo, género que rescata con un halo dulce y contemporáneo.

Así quiere llegar a los jóvenes de su edad (tiene 19 años), hoy deslumbrados con la música extranjera. Criada bajo el ala de una familia de melómanos, la música siempre ha estado presente en su vida, de ahí que no solo cante sino que también toque el piano. 

El 22 de enero lanzó su primer álbum, "Serenata: Homenaje al Pasillo Ecuatoriano", compuesto de ocho pasillos reinterpretados en estilos contemporáneos, piezas artísticas que están hoy disponibles en plataformas como Spotify y YouTube. El principal propósito de este lanzamiento para ella es compartir un pedazo de la cultura ecuatoriana con el mundo. 

María José conversó con diario El Telégrafo para saber un poco más de su vida, de sus anhelos, de su música... 

María José, ¿cómo te involucraste con la música? 

La música siempre ha sido parte de mi vida, canto desde que tengo memoria, desde chiquita toco el piano, en mi familia son muy musicales. Mi papá, bueno, no canta pero es un melómano, siempre trata de conocer la mayor cantidad de canciones, de artistas, de géneros, o sea le encanta la música de todo tipo con tal de que sea buena música.

En cambio, por el lado de mi mamá todos cantan, todos son súper musicales, entonces de ahí nacen esas ganas de hacer algo relacionado con la música. 

¿Dijiste que tocas el piano? 
Sí. 

¿Bastante bien? ¿Te consideras buena? 
Bueno, la verdad es que obviamente siempre se puede crecer.  Cuando era chiquita tenía las típicas clases de piano que te aprendías una canción de memoria para el recital y ya, entonces no llamo a eso tocar el piano. Tal vez a los 17 años, aproximadamente, comencé a tocar sola, a volver a descubrir el piano como instrumento y entender cómo se lo toca para poder improvisar y tocar cualquier canción.

Desde ahí, desde los 17 años (ahorita ya tengo 19), hace unos 2 o 3 años porque ya mismo cumplo 20, he aprendido a tocar el piano ya en un estilo un poquito más propio y así saco cualquier canción que quiera. Entonces, si recién empiezo a tocar bien el piano eso significa que todavía tengo bastante para aprender pero funciona. 

¿El álbum que acabas de presentar es el primero en tu vida artística? 
Sí, es mi primer álbum. Salió el 22 de enero y está disponible en todas las plataformas digitales. 

¿Y por qué elegiste pasillos? 
Yo creo que nació de que poco a poco me di cuenta que con el tiempo ya la gente no reconocía la música nacional y también que no hay mucho orgullo ecuatoriano. La gente siempre ve para afuera, dicen 'ay Estados Unidos, ay Europa, miren esto, miren el otro', se enfocan en industrias mucho más grandes, en toda la información que llega de afuera, y muy pocas veces regresan a ver a lo que tienen aquí mismo en su país.

No mucha gente está orgullosa de su cultura, del país, de lo que tenemos, de los artistas, la música. Y yo no creo que es porque no hay, sino porque no se toman el tiempo de conocer.

Como digo, hay tanta información de afuera que casi nadie presta atención a lo que tenemos aquí en el Ecuador. Entonces se ha tratado un poco de hacerles dar la vuelta, decirles 'miren, tenemos unos pasillos que son tan bonitos'.

Yo creo que el pasillo es un género tan valioso, no solo por la música en sí porque es preciosa, sino por la historia que lleva. El pasillo es un testimonio de la historia ecuatoriana, de cómo tenemos influencia europea, cómo se fue desarrollando, cómo se cantaba en las calles, en los balcones de Quito, en las serenatas, también por eso se llama así mi álbum: Serenata.

Y poder mostrarles ese pedacito de nuestra cultura y decir 'vean, vean lo valiosa que es la cultura ecuatoriana, vean lo que tienen para estar orgullosos'. Entonces, a través de unas interpretaciones un poco más modernas, yo cogí pasillos, con un estilo un poquito más contemporáneo. Quiero que la gente, sobre todo los jóvenes, se animen a escuchar más la música nacional y que reviva ese orgullo por el Ecuador. 





¿Cuál es tu pasillo predilecto? 
Mi pasillo favorito debe ser "No te olvidaré". Es un pasillo precioso de Carlos Amable Ortiz, la letra es de Moisés Vidal Cortez. Este pasillo me encanta, no es muy conocido. Incluso ayer, Diego Luzuriaga, que es un amigo que logré hacer a través de este proyecto, gran compositor, me dijo: "Yo no conocía ese, es nuevo". Y no, no es nuevo, es del pollo Ortiz. 

Seguramente nunca lo interpretó Julio Jaramillo... 
Exacto, ese es un problema porque muchos de los pasillos que se conocen trascendieron porque solo los cantó Julio Jaramillo. Eso es bueno y es malo. Me parece que el trabajo de Julio Jaramillo es extremadamente relevante, porque hay muchas canciones que si no las cantaba Julio Jaramillo no trascendían en el tiempo, la gente no las conociera.

Julio Jaramillo hizo un gran trabajo porque grabó muchísimas canciones y gracias a él esas canciones han podido sobrevivir y han podido ser escuchadas por muchas personas, entonces eso es bueno. Pero lo malo es que hay muchas otras que no interpretó y a pesar de que son hermosas se fueron quedando atrás.

Mi objetivo es, primero, llegar a los jóvenes y, segundo, rescatar esos pasillos que se han ido quedando atrás, pasillos que no son muy conocidos y que son especiales, pero que no tienen mil versiones en Spotify, por ejemplo: "No te Olvidaré". "No te olvidaré" me encanta porque no es muy conocido, pero es precioso, su letra, su melodía, y fue el primer pasillo que yo grabé. 

¿Que te orilló a cantar profesionalmente pasillos y no canciones de otro género? 
Toda esta iniciativa de cantar pasillos comenzó en el colegio cuando yo estaba en cuarto curso y teníamos que hacer un proyecto personal de lo que nosotros eligiéramos, y yo quería hacer algo con música, y ahí fue cuando surgió la idea de escoger pasillos con música tradicional y cantarla en un estilo un poco más contemporáneo. Y grabé el pasillo "No te olvidaré" y el yaraví "Puñales".

Después de esa experiencia me quedé fascinada; realmente yo creo que ese pasillo fue el que me motivó, el que me abrió la puerta al pasillo, a querer escuchar más, a querer cantar más porque después de ese proyecto se me quedaron siempre las ganas de poder hacerlo de manera más profesional.

Entonces, obviamente, ahora que ya pude, por la pandemia, se me dieron todas las circunstancias para poder realizar este álbum, obviamente está incluida ahí mi versión de "No te Olvidaré", conservé las guitarras, pero volví a grabar la voz para que esté todo igual porque en la grabación anterior sí se me oye voz de guagua. Muchos de los pasillos realmente son poesía que un músico cogió y musicalizó, por eso las canciones tienen ese carácter tan romántico y tan profundo, porque muchos son de poetas ecuatorianos. 

¿Qué expectativas tienes?, además de que se escuche tu música... 
Bueno, quiero realmente sacarle el jugo a este proyecto porque ha sido muy especial para mí, justamente por todas las razones que hemos conversado, porque es mi cultura, es mi país, mi música, entonces poder compartir eso no solo con la gente ecuatoriana sino con mi comunidad internacional, mis amigos de la universidad.

Quiero aprovechar al máximo, entonces, y deseo llegar a hacer videos musicales, tengo ya un video que es de la "Despedida", está colgado en YouTube, tengo otro video que es como un minidocumental donde yo hablo sobre este proyecto y quiero grabar los videos musicales para algunas otras canciones del álbum.

También quiero grabar versiones acústicas de las canciones para ponerlas en YouTube porque yo creo que eso siempre es algo que llama la atención, tener la versión normal y también la versión acústica, entonces ya digamos un poquito más adelante, tal vez en marzo, abril, que pasen las elecciones también, poder sacar esas versiones acústicas y ya cuando se concluya este proyecto sí quiero seguir haciendo música con mis propias composiciones.

Estoy componiendo música, espero poder  grabar un álbum de mis canciones para quien sabe, 2022 tal vez. 

¿Cuántas canciones tiene el álbum? 
Tiene un total de 8 canciones. Está en todas las plataformas, si buscas "Serenata" – Majo Najas está en Spotify, Apple Music, YouTube. Todas las canciones están disponibles. 

¿Quieres decirle algo a tu público? 
Yo creo que la buena música no tiene ni género, ni época, ni estilo, ni nacionalidad, ni edad. Entonces para todas las personas que tal vez tengan recelo a escuchar el pasillo, o sea porque yo que sé, porque son jóvenes, escuchan reguetón, escuchan pop…

Yo creo que siempre es importante abrirse porque no sabes lo que tiene la música para ofrecer. Y yo creo que en este caso, el pasillo es un género muy especial, muy valioso, las letras profundas, poéticas; las melodías son preciosas, como dije cuentan una historia, cuentan la historia de lo que es el Ecuador, cómo se fue desarrollando la sociedad ecuatoriana, la quiteña. 
Entonces, vale la pena tomarse un tiempito y escuchar lo que estoy haciendo, una versión moderna del pasillo, versátil, y los que escuchan mi álbum se abran tal vez a conocer un poco más de la cultura ecuatoriana. Espero que no solo la juventud ecuatoriana sino la audiencia internacional se abra a conocer lo que tiene que ofrecer nuestro lindo país. 

¿Si tuvieses que grabar un disco con un artista ecuatoriano a quién elegirías? 
Si te soy honesta, me encantaría algún rato trabajar con ellos, pero artistas que yo tenía en mente, que obviamente no se dio porque todavía yo creo que me faltaba experiencia, pero espero que en un futuro se pueda, eran Mariela Condo, por ejemplo, o María Tejada, que son dos chicas muy talentosas que han trabajado con la música tradicional, pero que también tienen cosas un poquito más contemporáneas. 
Me encantaría trabajar con ellas, no es que los otros sean malos, pero si tengo artistas ecuatorianos en mente tal vez sean ellas dos.  


Contenido externo patrocinado