Los archivos del expenal permanecen restringidos

- 15 de mayo de 2017 - 15:34
Documentos centenarios que mostró el Ministerio de Justicia fueron manipulados sin los cuidados necesarios.
Foto: Carina Acosta / EL TELÉGRAFO

La custodia de los documentos, históricos y sobre derechos humanos, pasó este lunes al Archivo Nacional de Ecuador.

En mayo de 2014, el expenal García Moreno fue clausurado luego de 139 años de funcionamiento. Al traslado de las personas privadas de libertad (PPL) que estaban allí le siguió un dilema de la memoria: la cárcel dejó un cúmulo de testimonios en forma de archivos documentales.

Este lunes, tres años después del cierre, Karla Benítez (viceministra de Atención a Personas Privadas de Libertad del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos) traspasó la custodia de los documentos históricos del expenal al Archivo Nacional de Ecuador, dirigido por Rocío Pazmiño, mediante la firma de un convenio.

Según el Ministerio de Justicia, la transferencia incluye dos libros de registros de firmas y dedicatorias de quienes visitaban a Eloy Alfaro (1842-1912), expresidente de Ecuador, quien estuvo en una de las celdas del pabellón E del expenal, al lado de coidearios de la Revolución Liberal. Uno de estos legajos fue mostrado durante una rueda de prensa, sin los cuidados que requieren archivos de esta naturaleza.

El primer grupo de documentos iría desde el 25 de junio de 1842 hasta el 28 de enero de 1912. Y cuatro libros de prontuarios están fechados entre el 1 de diciembre de 1825 y el 12 de marzo de 1993. Estos últimos registros contienen el nivel de instrucción de los recluidos en ese período, su estado de salud, situación legal y antecedentes familiares, entre otros datos, como la firma del director y secretario (de turno) cuando eran liberados.

Benítez recordó que en los prontuarios se refleja cómo era el sistema penitenciario de las décadas registradas. También indicó que la inversión del Gobierno Nacional en lo que llama “puesta en marcha de la transformación del sistema penitenciario” sobrepasa los $ 300 millones.

La conservación básica de los documentos, la restauración de algunos y su ingreso en sus fondos y series documentales correspondientes serán responsabilidad del Archivo Nacional, explicó Pazmiño. Después de este proceso podrán consultarse de forma pública.

En 2015, mientras se rodaba el documental Panóptico ciego (Mateo Herrera, 2015), el mayor experto en archivos de Hispanoamérica, Ramón Alberch Fugueras, valoró la documentación diciendo que “si se conserva, el archivo (del expenal) sería el tercero del mundo que trate sobre cárceles y derechos humanos”, después de uno paraguayo y otro guatemalteco. Ambos recuperados a causa de un aparente descuido de quienes los custodiaban.

Este diario solicitó, hace dos años, el acceso a los archivos señalados para una investigación. El 20 de marzo pasado, la petición inició un proceso formal (luego de presentarse de forma escrita) que todavía no ha concluido.

En junio de 2015, EL TELÉGRAFO entrevistó al historiador catalán, quien entonces dijo: “Más allá de la noticia emotiva y sensacionalista de haber hallado un documento en que una mujer le escribía a su marido encarcelado que le esperaría toda la vida, había un tema de política archivística”.

Durante esa visita al país, Alberch Fugueras ya había recomendado que esta información se pasara al Archivo Nacional “porque estaba allí (en el mirador del expenal de San Roque), arrumada en un rincón, atada en sacos negros, con humedad. Requerían una acción rápida de organización”.

“Los temas cotidianos, no oficiales del expenal y los exreclusos también están incluidos”, dijo Pazmiño, quien habló de tres fondos documentales: ‘Seguridad pública’, ‘Unidad de investigaciones especiales’ y ‘PJ’, que incluirían registros investigados por la Comisión de la Verdad, entre 1984 y 2008, los cuales estarían clasificados y ordenados. Benítez aseguró que los repositorios de los documentos, durante los últimos tres años, “han sido los archivos del Ministerio de Justicia y algunos lugares del expenal”.

A causa de juicios en proceso, la  Fiscalía General de la Nación custodia una parte de estos archivos. El acceso a ellos se dará en el transcurso del próximo mes, según la directora ejecutiva del Archivo.

“No se van a encontrar documentos sobre violaciones de derechos humanos entre la información procesal”, dijo Ramiro Núñez, asesor del Ministerio de Justicia. En 2015  el Gobierno Nacional expidió la boleta de excarcelación del general Eloy Alfaro, quien fue asesinado el 28 de enero de 1912, en El Ejido. (I)

Datos

El archivo del expenal García Moreno fue investigado por la Comisión de la Verdad, creada para registrar crímenes de lesa humanidad entre 1984 y 2008. Hace 3 años, el equipo de rodaje del documental Panóptico ciego, de Mateo Herrera, buscó historias en el mirador del expenal, que funcionaba como su repositorio improvisado.

Ramón Alberch Fugueras (encargado de los archivos de la Comunidad Autónoma de Cataluña, España) valoró el archivo que contiene testimonios sobre cárceles y DD.HH.

El Archivo Nacional de Ecuador, creado en 1884, recoge documentos que van desde 1538 hasta 1980. Incluye 17 fondos documentales, uno cartográfico, otro fotográfico y 3 colecciones, además del grupo documental Comisión de la Verdad que se organiza. Según la Ley del Sistema Nacional de Archivos, deberá incorporar los fondos históricos, como el del expenal.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP