Vargas Llosa carga contra intelectuales

14 de marzo de 2011 - 00:00

Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura 2010, tildó de “piqueteros” (activistas violentos) a intelectuales argentinos que objetaron que el escritor peruano diera el discurso inaugural de la afamada Feria del Libro de Buenos Aires, el mes próximo en la misma ciudad.

En su columna publicada ayer en el diario La Nación, Vargas Llosa advirtió que quienes buscaron su veto “parecen estar mucho más cerca de lo que tal vez imaginan de los piqueteros kirchneristas”. Esto pese a que  que la misma presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, decidiera no objetar la participación del peruano en la cita literaria.

“Los vetos y las censuras tienden a imposibilitar todo debate y a convertir la vida intelectual en un monólogo tautológico en el que las ideas se desintegran y convierten en consignas, lugares comunes y clisés”, sostuvo.

Un grupo de intelectuales miembros de Carta Abierta, que apoya al gobierno de Cristina Kirchner, intentó impedir que el autor protagonizara la inauguración cultural de la exposición, el próximo 20 de abril, debido a sus posiciones políticas.

“Me gustaría que en la inauguración de la Feria del Libro no estuviera presente. Su liberalismo lo expresa de una manera tajante y hasta diría que, si me permite la paradoja, autoritaria también”, dijo el director de la Biblioteca Nacional, Horacio González, a la prensa el pasado 1 de marzo.

En cambio, la postura del Gobierno fue expresada por el secretario de Cultura, Jorge Coscia, quien dijo que de ninguna manera se intentará prohibir el discurso de Vargas Llosa. Pero Coscia coincidió en considerarlo “un reaccionario (...), enemigo de las industrias culturales (...) y funcional a un sistema de dependencia cultural en Latinoamérica”. “Me parece válido que los intelectuales tomen partido. En lo que no estoy de acuerdo es en la prohibición”, señaló el funcionario a Radio del Plata.

Aurelio Narvaja, de Ediciones Colihue, también solicitó que se rectifique la decisión de invitar al autor para la apertura de la Feria el 20 de abril,  que durará hasta el 9 de mayo. En una carta dirigida a los organizadores, Narvaja consideró a Vargas Llosa “un extraordinario escritor y muy merecido Nobel”, pero afirmó que su presencia sería “un grave error que desvirtúa la tradición de la feria”. “Es un propagandista, ostensible y florido, de las ideas y las políticas de la derecha liberal y como tal ha dicho las peores cosas de nuestro gobierno”, agregó.

“Nunca he ocultado mi convencimiento de que el peronismo, aunque haya impulsado algunos progresos de orden social y sindical, hechas las sumas y las restas ha contribuido de manera decisiva a la decadencia económica y cultural del único país de América Latina que llegó a ser un país del primer mundo”, afirmó en su columna Mario Vargas Llosa.

El peruano comparó la situación con la que vivió durante la dictadura argentina (1976-83), cuando su novela La tía Julia y el escribidor fue prohibida por el régimen.

“La única vez que he padecido un veto o censura en la Argentina, parecido al que pedían para mí los intelectuales kirchneristas, fue durante la dictadura del general (Jorge) Videla”, dijo al citar al ex jerarca del régimen, condenado a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad.

El Nobel peruano agradeció a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner su intervención para poner freno al intento de veto. “Me alegra coincidir en algo con la presidenta Cristina Kirchner, cuyas políticas y declaraciones populistas en efecto he criticado, aunque sin nunca llegar al agravio”, sostuvo.

Vargas Llosa pronunciará su discurso un día después de que Cristina Fernández de Kirchner inaugure formalmente la exposición.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: