Time Lapse: El arte como voz de una generación

- 05 de agosto de 2018 - 00:00
El proyecto La Nave convocó a jóvenes de entre 15 y 16 años para un taller de creación de una performance que integra todas las disciplinas artísticas. Su percepción de la vida y sus ideas son las protagonistas.
Fotos: Lylibeth Coloma / EL TELÉGRAFO

A partir de un taller de investigación y creación, 48 artistas multidisciplinarios trabajaron en La Nave, un proyecto cultural que se presentará en el Sánchez Aguilar.

Una generación de jóvenes que se siente oprimida por los mandatos sociales exigirá su libertad, independencia y aceptación a través de un evento que integra danza, poesía, música, actuación, efectos visuales y más.

Para lograrlo, 48 jóvenes artistas multidisciplinares -de entre 16 y 25 años- realizaron una serie de talleres de investigación y creación durante dos meses con el fin de poner en escena una performance de artes vivas a la que llamaron Time Lapse.

 Detrás de este proceso se encuentran los españoles Nina Reglero y Carlos Nuevo,  directores teatrales y coordinadores de La Nave, un proyecto cultural de vinculación con la comunidad que fue creado en el Teatro Calderón de Valladolid, España.

Carlos Nuevo y Nina Reglero son directores teatrales, coordinadores de La Nave, un proyecto que tuvo sus cimientos en Valladolid en 2010.  

Se trata de una iniciativa que desde 2010 no intenta imponer métodos, sino que va más allá, tomando cada talento para dar vida a una composición que refleje el sentir de los jóvenes.

“El trabajo que hacemos con los chicos es utilizar aquellas herramientas que posibilitan que tengan presencia, concentración y creatividad sin la necesidad de poseer el corpus completo de técnicas de interpretación, por eso no trabajamos sobre la idea del personaje, ellos no componen personajes”, dice Nuevo sobre este proceso que simula a uno sociológico.

El emprendimiento de esta pareja tuvo lugar en Valladolid, cuando pusieron en escena el texto del autor sueco Lars Norén para la obra 20 de noviembre, que abordaba el caso de los asesinos escolares quienes manejan armas en institutos educativos.

A raíz de este evento, el director del teatro Calderón de Valladolid se interesó en el proyecto de Nuevo y Reglero para que lo desarrollen en forma gratuita con los jóvenes de dicha ciudad.

 “Ellos (los jóvenes españoles) no tenían preparación específica y nosotros investigamos, estudiamos con ellos cuál era la lógica escénica porque la espontaneidad de ellos también era importantísima,   de ahí salió esa raíz de La Nave en la que nunca representan nada, ellos se transforman y se representan a ellos mismos”, dice Reglero.

En Ecuador, las primeras sesiones fueron de charla para reconocer lo que les afecta e interesa;  luego se dispararon ideas y fueron grabadas por los docentes. A cada tallerista se le asignó un trabajo de todo tipo: composición musical, audiovisual, de coreografía, escritura literaria, dibujo, diseño y más.

“Nos hablaron sobre todo de la quiebra con los padres, de la fricción que tienen con valores y tradiciones de su cultura, de la forma en que se relacionan con los gustos musicales, cómo encaran las relaciones físicas y sexuales, incluso de la quiebra que tienen con el arte porque sus amigos no les entienden”, cuenta Reglero de su labor local.

El arte en la voz de los jóvenes
Time Lapse está compuesta en 3 unidades temáticas. La primera expone la vida de los participantes en torno a sus temores y al futuro que suponen tener. La segunda refleja el sentir de las chicas y su posición frente a las actitudes sociales, machistas y patriarcales; y la tercera habla sobre la expectativa que tienen como artistas y resumen en la reflexión de que el arte es su herramienta para sobreponerse de las cosas que resultan complicadas de la vida.

La escenografía contempla video mapping, dibujos animados y por partes la iluminación será impuesta por los celulares. Además, se escucharán 17 composiciones musicales realizadas por todos los artistas. “En La Nave se hace de todo, llegas como dibujante o músico y te ponen a bailar, o llegas como actor y te ponen a cantar”, manifiesta José Argüello, de 16 años, quien aplicó para actuación.

Este nativo de Riobamba asegura que ninguno de sus compañeros se incomodó cuando hablaron de homofobia, xenobia y eso le llamó la atención, pues dice estar a favor de la igualdad de género.

“De los sábados que vinimos uno fue para mí el de los mejores porque tuvimos un show de talentos, cada uno debía traer algo qué mostrar y yo dije: ‘no haré lo que siempre he hecho’, entonces hice una comedia impro con otras dos chicas, y me encantó”, cuenta María Gracia Maldonado, pianista de 21 años y  estudiante de Comunicación y Marketing.

 “El lema de La Nave es que hay que salir de la zona de confort y yo lo hice; antes no me gustaba moverme y acá hemos hecho expresión corporal, además de que aprendí a trabajar en equipo y a aceptar a las personas con sus falencias y actitudes de manera que mi trabajo pueda ser mejor”, asegura Leonor Oyague, de 20 años, quien es cantante y estudia periodismo.

Time Lapse se presentará en el Teatro Sánchez Aguilar el 17 y 18 de agosto a las 20:30. Costo $ 20. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: