Luis Rueda presentará una nueva versión del Pelo Quinto

- 30 de junio de 2018 - 00:00
Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

Esta noche en el escenario de la Plaza Colón, a las 19:00, el autor del disco Adrede regresa a la plataforma musical luego de una breve ausencia por su incursión al teatro.

Esta noche el roquero Luis Rueda estará de regreso a la palestra musical con una selección de sus mejores éxitos en un concierto que coincide con el cierre del ciclo de presentaciones del programa Musimuestras que esta noche, a las 19:00, se desarrollará en el escenario de Plaza Colón, frente a Las Peñas.

En la siguiente entrevista, el artista habla de lo que experimentó al incursionar en el teatro y de lo que ha preparado para sus seguidores.

¿Qué significó alejarse de la música para dedicarse al teatro?

Es que dejé botada la música literalmente. Tengo gente que me escribe en redes y me maltrata por haberlo hecho. La analogía que he hecho son dos expresiones artísticas de la música y el teatro: la primera equivale a surfear, no importa si sepas o no, te subes y vas en la ola, te paras o no te paras, te revuelcas o te estrellas y cada ola representa una canción. Hay unas en las que coronas y otras en las que te caes. En cambio, en el teatro  lo que ocurre es como la apnea, te clavas de cabeza y no hay momento para respirar fuera del agua, lo que significa que cuando comenzó la obra y hasta que no se termina sigues metido debajo, totalmente sumergido en el personaje.

Pero es innata en usted la actuación, ¿cómo resultó en las tablas?

En la actuación cuando te enfrentas a algo que te conmueve lo vives y sufres, y debe ser así para que debas vivirlo, no hacerlo. No he llegado a esa práctica, pero trabajé para un director argentino con un nivel de exigencia gigantesco y cuando se acabó la hora, de pronto vino a mí un tsunami de felicidad. Lo lindo es que tuve conciencia absoluta y me importaba un carajo que la gente aplaudiera; sentí la satisfacción del deber cumplido y dije: “lo logré”, porque todos los esfuerzos funcionaron, fue hermoso.

Pasando a la música, ¿qué evoca en este disco Adrede?

Es un disco postdivorcio que trata mucho de eso, en cierta forma es uno bastante triste aunque en una lectura más superficial. Pero si te adentras un poco creo que es más reflexivo y la furia está encauzada de manera distinta. Este disco habla de la pérdida, pero también de la liberación, de romper el constructo mental que tenemos de cómo debe ser una vida más o menos organizada y luego te quedas en pelotas, sin piso, y sin los argumentos que te definen.

Eso por un lado es muy atemorizante al punto del vértigo, pero también cuando lo entiendes y lo interiorizas es tan liberador, que empiezas a depender menos en la gente.

¿En qué tema está enfocado para promover con ahínco?

“Del mismo dolor la misma fuerza” es la cuarta canción  del álbum Adrede que salió en 2017, en el que estuve trabajando durante 5 años.

¿Qué diferencias hay entre este álbum y sus otras creaciones?

Siento que este disco quizás para el público puede ser muy aburrido, quizás sea el disco con menos gancho, o hits de percusión en relación a pegar, pero para mí es un disco en el que están mis textos más sentidos, adultos, más evolucionados y a nivel de música.

¿Cómo concibe cada composición ya estrenada?

A diferencia de otros artistas no digo que mis canciones son mis hijos, sí lo son pues son mis hijos abandonados porque una vez que las canciones se producen yo no ando por la vida escuchando mis temas. A veces me pasa que voy a un sitio y ponen una canción mía y me muero de la vergüenza; es un momento incomodísimo, paso mal, me siento observado. Pero de un tiempo para acá los discos son un poco la bitácora de vida y en estos voy plasmando las cosas que me van pasando, que luego se resignifican cuando llegan al público, porque la gente las  hace de ellos y luego les dan el significado que quieren.

¿Cómo esquiva las dificultades que se anteponen para sostenerse en esta carrera?

Actualmente sobrevivo. Al  final, todo lo que hago es no convencional y me he ganado un lugar con cierta autenticidad. Sí estoy cada día en una búsqueda de formalizar mis conocimientos de una manera un poco más profunda y a medida que sigo raspando la información de cada cosa me doy cuenta de  que es mucho más complejo  enfrentar la realidad y a partir de estas ideas no nos damos cuenta de que lo que queremos es crear un marco de lo correcto hacia los demás, pero se siguen cerrando las posibilidades de pensamiento y expresión y eso es peligrosísimo.

¿Qué ha preparado para el concierto de esta noche?

Este show lo veo como una vuelta a los escenarios musicales. Me encanta la idea de tocar con una banda en un escenario grande, con pantalla gigante, con una selección de temas que cualquiera podría corear y pasarla súper bien porque he elegido un repertorio bastante matador que funciona. Es un show que no tiene ningún desperdicio y me encanta el cartel, estará Chajo, Efecto Reflejo y Ludovico; esta es la nueva camada de chicos a quienes veo y que les entregaré la antorcha porque creo que se quedarán a cargo de todo en unos añitos cuando yo desaparezca.

¿Cuál será la novedad para sus seguidores?

Contaré algunas anécdotas, pero también presentaré una nueva versión del Pelo Quinto ya que tanto me la piden y tanto digo que no, la quiero tocar y he decidido hacer una versión nueva con la que me siento cómodo, así que la voy a tocar como yo quiero y espero que les guste porque creo que está bien enfocada en transformar esa hora en un momento divertido, donde quiero entrar de una forma y salir de otra. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: