Irene Domínguez reflexiona sobre las emociones

- 14 de junio de 2018 - 00:00
Artista multidisciplinar, nacida en Ecuador, obtuvo su maestría en artes en la Central Saint Martins de Londres.
Foto: Álvaro Pérez / EL TELÉGRAFO

La artista presenta su más reciente muestra en Más Arte Galería Taller. Denominada W_h_i_t_e, este trabajo explora la materialidad y la volatilidad de los afectos.

La galería Más Arte se ha convertido en una constelación de emociones. Al entrar a dicho espacio expositivo, el espectador se encontrará con una instalación compuesta por 10.000 piezas de la artista ecuatoriana Irene Domínguez Jervis, quien ha recreado una suerte de mapa afectivo del ser humano.

Compuesta por pequeñas piezas redondas de color blanco, la instalación invita a recorrer la galería desde diversos modos: hay espacios en los cuales es más fácil caminar y otros en los que se debe andar con cautela.

Esas derivas, esos caminos propuestos por Irene son una metáfora de cómo operan las emociones humanas: aparentemente cada individuo siente lo mismo que el otro en relación al amor, el odio o la esperanza, pero al indagar con mayor profundidad en los sentimientos personales cada sensación es distinta.

La exposición denominada W_h_i_t_e se presentará en Más Arte durante junio y está compuesta por la instalación antes mencionada, un performance que durará 24 horas -que aún se lo puede ver en la galería- y un objeto que funciona como contenedor de memoria de la artista.

Este trabajo es el resultado de más de dos años de investigación de Irene, desde que estaba en Londres por una maestría en artes en el Central Saint Martins.

“Cuando hice esta ingadación pasaba por una separación, vivía emociones fuertes. Así que me di cuenta que vivimos las mismas cosas,  pero de diferentes formas. Por más empatía que haya, es imposible sentir o entender a la otra persona bajo su propio conocimiento o sentimiento. Cada quien entiende el amor bajo su propia concepción”.

A Londres la artista llegó con una carrera en fotografía -se había profesionalizado en la Alianza Francesa-, pero durante los estudios su práctica artística se amplió hacia el campo de la performance, la instalación y la escultura. Es decir, a prácticas que generen diálogos entre pieza y audiencia.

Cada pieza de la instalación está hecha a mano y, por lo tanto, tiene sus características propias, no se parecen la una a la otra. “Así quería representar al individuo, sus diferencias emocionales. Exploro el género íntimo: me voy hacia la condición humana”, dice Irene durante un recorrido por su obra.

Este proceso la llevó a investigar en autores existenciales, como Jean-Paul Sartre, autor de El ser y la nada. También leyó a filósofos como Martin Heidegger y Ludwig Wittgenstein (Observaciones sobre los colores). 

“Cuando indagué en la teoría del color descubrí que cuando quitas todos los colores te queda el blanco. Y es como cuando yo dejo de tener todas estas conciencias alredor mío, la tuya, la de él (se refiere al fotógrafo), quedo yo puramente. Al mismo tiempo, según otra teoría, cuando pones todos los colores te queda blanco. Esa es nuestra forma de existir”. 

La segunda parte de la muestra está compuesta por una performance de larga duración -cerca de 24 horas- que la artista inició en la inauguración de la muestra (ayer en la noche). En este ejercicio también juega con la  materialidad y la volatilidad de los afectos a através de un objeto que cambia de forma.

Finalmente, un recipiente que contiene lo que fueron las lágrimas de Irene concluye el recorrido de la exposición. Este gesto es como un símil de las transiciones emocionales. (I)   

Recorridos

Procesos

“Más que el objeto final, cuenta el proceso artístico que estás haciendo, la experiencia, el porqué y cómo desarrollaste cierta práctica. Llegué  a un punto en que el objeto no importa”, reflexiona la artista que inició con la fotografía.

10 mil piezas hechas con arcilla componen la instalación que estará abierta durante junio. 

En vivo

La exhibición será transmitida en vivo a través de las diversas plataformas digitales de la artista y de la galería quiteña.  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: