Elia sonoriza el futuro humano con sentidos puros

- 21 de junio de 2018 - 00:00
Ignacio tomó el nombre completo de Elia Liut en homenaje al primer piloto en volar sobre los Andes ecuatorianos. Luego decidió simplicar su nombre a Elia.
Fotos: cortesía

Ignacio Izquierdo es un músico ecuatoriano que actualmente vive en Seattle y que presentará en varias ciudades del país su más reciente producción musical.

Viajando en un bus por las calles grises de Seattle –una ecléctica ciudad donde se gestó el grunge en la voz de bandas como Pearl Jam, Mudhoney o Soundgarden–, el músico ecuatoriano Ignacio Izquierdo, aka Elia, reflexionaba sobre su vida y sus nuevos proyectos sonoros.

El cantante y compositor  se había mudado junto con su esposa de Ecuador a Los Ángeles, en 2011, y luego se trasladaron a Seattle, donde han vivido seis años.

Entre los pensamientos que surgieron en la cabeza de Ignacio mientras estaba en el bus en una noche oscura, nació un claro deseo: tocar con Michael Lerner -líder y baterista de la banda Telekinesis- y con el reconocido productor Steven Aguilar, quien ha trabajado con Dave Matthews Band, Moby y The Head and The Heart, entre otros.

Lo que había sido una idea entusiasta -con el tiempo y las justas coincidencias- se convirtió en una realidad.

En una visita que Ignacio hizo a la célebre tienda musical American Music -donde Kurt Cobain compraba sus guitarras- se encontró con Michael Lerner. Luego de superar su incapacidad para hablarle por los nervios, se acercó al músico estadounidense y empezaron a conversar.  Ese día lo agregó a Facebook y, desde ese entonces, han mantenido una relación de amistad y trabajo.

Lo mismo sucedió con Steven Aguilar, a quien lo conoció gracias a una compañera de trabajo que era la roommate del productor.

Junto con Aguilar y Lerner surgió una nueva etapa  musical en la carrera de Elia -antes conocido como Elia Liut– que se tradujo en el EP Sentir, estrenado en noviembre de 2014 y cuya portada la diseñó Gabriel Pérez.

En una cafetería de la Floresta, entre el agitado viento veraniego de Quito, Ignacio rememora que tomó el nombre completo de Elia Liut en homenaje al primer piloto en volar sobre los Andes ecuatorianos. Con ese nombre grabó dos discos en inglés. 

“Siempre he sido muy apasionado por la aviación y la historia gracias a mi abuelo Jorge Salvador Lara. Nuestra historia se ha olvidado de Elia Liut, así que me interesó  hacer un proyecto que recuerde al personaje para generar curiosidad entre el público. Pasó el tiempo y simplifiqué el nombre –solo Elia– porque me di cuenta de que estaba asumiendo más presencia en línea el Elia músico, que el piloto. Fue un tema de respeto, de darme cuenta de que ocupaba un espacio que no me correspondía”, precisa el músico.

Bajo este nuevo nombre, Ignacio lanzó en septiembre de 2016 su primer LP, Futuro Humano, el cual fue coproducido con Diego Recalde (We & The Machines) y Enrique Vela (UNO). Este disco de nueve temas –que recupera algunas canciones de Sentir– está creado en memoria de su primera hija, Amelia, quien falleció.

“Quiero verte una vez más” fue el primer tema que compuso luego de aquella tragedia y muchas canciones de Futuro... están relacionadas con ese tipo de emociones: la pérdida, pero también la sanación. Este trabajo es un transitar entre melodías y letras que, a ratos, son más lentas, y en otros casos son más agitadas, más anímicas, como si cargaran esperanza.

En este álbum que se grabó principalmente en Quito, en el verano de 2015, también hay temas inspirados en su abuelo, como “Libertad, cultura, fe” y “Morir para vivir”.

Ignacio Izquierdo reconoce que sus influencias siempre  han sido  ochenteras, desde la época del pospunk con Joy Division a New Order, que es más la new wave del pop alternativo.

En esta nueva etapa como Elia quiso encontrar nuevos sonidos, otras formas de cantar, de sentirme más cómodo con su voz, y de dialogar entre lo análogo y digital.

“En medio de todo esto tuvimos una tragedia, nuestra primera hija Amelia murió y de ahí nace Futuro Humano, como una forma terapéutica de lidiar con estas emociones nuevas, con esta pena inmensa que uno siempre la tendrá. Es una forma de usar mi arte como manera de sanación”, dice con una serenidad que reconforta.

Conciertos en Ecuador
Aun cuando Futuro Humano es un disco con aliento melancólico, no deja de ser una propuesta reflexiva en la que confluyen las culturas de Elia, quien se considera un performer sobre el escenario.

Hace una semana llegó a Ecuador y tendrá una gira por Quito, Cuenca y Guayaquil. El primer concierto lo dio la noche de ayer en el Centro de Arte Contemporáneo y hoy lo hará en la Universidad de las Américas, donde a su vez dictará una máster class a los alumnos de música.

Este sábado 23 de junio se presentará en la Fiesta de la Música, en Cuenca, y el  viernes 29 dará un show secreto en Guayaquil. 

Ignacio –quien este último año se ha dedicado a la música y la paternidad– tiene ahora ocho demos ya acabados para el que será su nuevo disco, el cual se financiará con una campaña de  crowdfunding y carga la energía de su hija de dos años  llamada Mila Flora.

Luego de su paso por el país –donde espera terminar su segundo álbum y tejer nuevas alianzas sonoras–, Elia regresará en agosto a Estados Unidos, donde ya forma parte de la nueva escena de música latinoamericana alternativa junto con otros artistas locales, como Mateo Kingman o Nicola Cruz, con quienes guarda ciertas relaciones sonoras. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: