Catador de arenas hace su ingreso al mercado de la urbe

25 de abril de 2011 - 00:00

Luego de los editores, Viviana Cordero, Sebastián Vallejo y Raúl Serrano fueron los primeros en leer y analizar la última novela de Marcelo Báez, Catador de arenas. Eso se dio para la presentación oficial, coordinada por la Editorial Libresa en el Centro Cultural Benjamín Carrión, pero los lectores guayaquileños también podrán ser parte de un acto de presentación oficial en la Sala de Música del Teatro Centro de Arte (Avenida del Bombero), a las 19:00,  el próximo miércoles. Los lectores y analistas esta vez serán Maritza Cino, Sonia Manzano, Javier Maruri y Jaime Pow.

Es el undécimo libro del autor, editor y crítico de cine, luego de Bonsáis, obra que se publicó en Lima porque es ganadora del primer premio del “I Concurso de Cuento Breve Jorge Salazar”, organizado por la editorial Pilpinta.

Originalmente se presentaría en la pasada Feria del Libro de Quito, organizada por el Ministerio de Cultura del Ecuador, el 24 de noviembre -en lo que también hubiese sido el lanzamiento nacional de Bonsáis-, pero Libresa optó por hacer un evento especial para el autor y la nueva obra inédita. Esta cualidad se debía porque aunque la obra ganó el Premio Muy Ilustre Municipalidad de Guayaquil (IX Concurso Nacional de Literatura 2005, en el género de novela) convocado por la Casa de la Cultura, Núcleo del Guayas, recién en 2010 una reconocida editorial nacional, como es Libresa, lo aceptó para que sea parte de su catálogo.

Parte del veredicto del jurado de ese concurso -Cecilia Ansaldo Briones, Fernando Balseca y Jorge Velasco Mackenzie- decía que: “Se concede el premio único a esta novela trabajada con un lenguaje preciso y pulido que narra con precisión y economía la historia de una pasión amorosa, atravesada por el tema de la muerte y por el desajuste del tiempo, el choque de culturas y el padecimiento de una enfermedad”.

Aunque ya está a disposición del público hace varios meses en las cadenas de librerías nacionales, la velada del 27 de abril será la oportunidad de que otros autores nacionales enriquezcan el sentido de Catador de arenas con sus análisis y críticas. La historia es inusual ya que uno de sus protagonistas es Juliette Perec, la turista accidental que padece IFF o insomnio fatal familiar, que conduce a una muerte inevitable después de aparecidos los primeros síntomas y no tiene cura alguna.

El otro personaje principal es Gesualdo Aretino, el viajero inmóvil. Él tiene una obsesión por las arenas llamada psamnofilia y se desempeña como publicista, a la par que intenta ser el ancla en esta ciudad, en este país, para la joven francesa. Catador de arenas es apenas la tercera novela de Báez, precisa y poética.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: