Bienal de Cuenca pide a Ministerio cumplir con sus compromisos

- 19 de agosto de 2018 - 11:17
El director ejecutivo de la XIV Bienal de Cuenca, Cristóbal Zapata, precisó los detalles de los compromisos que el Ministerio no ha asumido con oportunidad.
Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

A través de un comunicado público dirigido al ministro de Cultura y Patrimonio (MCyP), Raúl Pérez Torres, con copia al director del Instituto de Fomento de las Artes, Innovación y Creatividades (IFAIC), Ronald Verdesoto, el equipo que conforma la Bienal de Cuenca expresó su “enorme preocupación” “por las graves dificultades en la consecución de los recursos económicos necesarios para cubrir los gastos de producción de las obras, sin los cuales, obviamente, será imposible inaugurar la próxima edición de la Bienal prevista para noviembre de este año”.

Los recursos a los que se refieren son unos que el MyCP se comprometió asignar en diferentes momentos del año. La carta está suscrita por el director ejecutivo de la XIV Bienal de Cuenca, Cristóbal Zapata, así como por su curador general, Jesús Fuenmayor, el curador pedagógico, Félix Suazo, y los artistas invitados, que para esta edición son 53, entre nacionales y extranjeros.

En el documento público se insta a Raúl Pérez Torres para que se “tomen a la brevedad posible las medidas requeridas para superar esta situación, y que se haga un pronunciamiento público y formal de parte del Ministerio a su cargo asegurando” el apoyo económico; un apoyo que el Ministro de Cultura se comprometió públicamente a hacer “en sus visitas a Cuenca y con el que históricamente ha contado la entidad”, puntualiza la carta.

La Bienal de Cuenca es uno de los mayores y más antiguos encuentros de arte contemporáneo en Ecuador y América Latina. El concepto de esta edición XIV girará en torno a la idea de “Estructuras vivientes”, con el agregado “El arte como experiencia plural”. Aquellos postulados están relacionados con la obra de la artista brasileña Lygia Clark, cuya obra llegará comisariada a la Bienal.

En una entrevista con Diario EL TELÉGRAFO, Cristóbal Zapata precisa los detalles de los compromisos que el Ministerio no ha asumido con oportunidad.

¿Cuáles fueron los compromisos que se fijaron entre la Bienal y el Ministerio?

Los compromisos han sido absolutamente fluctuantes. En el mes de abril aproximadamente nos dijeron que nos darían cien mil dólares para julio. En julio nos comunicaron que (el Ministerio) Finanzas no aprobó el apoyo atendiendo a las disposiciones de “austeridad fiscal”. Entonces, nos informaron que encargarían al IFAIC el compromiso. Enseguida me puse en contacto con su director, Ronald Verdesoto, quien me indicó que se ocuparían del tema. Pero recién en esta semana recibí un comunicado oficial de su parte señalando que se hallan estudiando los mecanismos para viabilizar ese auspicio.

¿Cuándo se reunieron con la gente del Ministerio?

Visité en dos ocasiones al Ministro en su despacho. En adelante el único interlocutor que he tenido es Gabriel Cisneros, asesor del Ministro, quien con mucha amabilidad solo ha sabido decirme que no me preocupe, que es un compromiso adquirido y que lo cumplirán.

¿Cuáles son los montos que debe aportar el Ministerio y hasta cuándo debería hacerlo para que no existen problemas con la organización de la Bienal?

Nosotros planificamos el presupuesto de este año presuponiendo un aporte de trescientos mil dólares del Ministerio, pues asumimos que podría mejorarse el aporte que nos dieron el año anterior a través de FONCULTURA, que fue de doscientos mil. El apoyo económico del Ministerio ha tendido a bajar. Sería idóneo que pudieran mantener esos mismos doscientos que constituye actualmente el valor de nuestro déficit. Y ese aporte debería concretarse hasta los primeros días de septiembre, sino nos veríamos en serios problemas. Estamos a tres meses de la inauguración del evento, prevista para el 23 de noviembre.

¿Cuál es presupuesto general de la Bienal?

Bordea el millón de dólares, fuera de los gastos corrientes. Lo cual es un valor muy modesto si se compara con los costos de otras bienales del continente que están sobre los 20 millones. Hacer una bienal con un millón de dólares es una hazaña, una verdadera gesta cívica-cultural.

¿Siente que no hay prioridad por parte del Ministerio sobre la Bienal?

Lo que llama la atención es el desinterés del Ministerio en el proyecto, como si no fuera un asunto de su incumbencia, lo que significa sin duda un enorme desconocimiento del propio papel que desempeña en la Bienal. Lo resumo: desde la creación de la Bienal, el Ministerio tiene un delegado en el Directorio, el Museo Pumapungo, y en el Parque Arqueológico son sedes importantes del evento. El acto de apertura se lleva a cabo en el Teatro Pumapungo, y en ese acto, el Ministro de Cultura tiene una participación estelar. Incluso viniéndolo desde el lado político, la rentabilidad simbólica de la Bienal sería apetecida por cualquier funcionario público, se trata de una plataforma de posicionamiento y proyección que no tiene ningún otro evento en el país, ni remotamente comparable al Festival de la Artes Vivas, un proyecto incipiente, al que dotan anualmente de montos millonarios. (I)

* Nota de la redacción: Se solicitó a un funcionario del departamento de comunicación del MCyP la respuesta de la Cartera de Estado sobre la carta de la Bienal, sin embargo aún no recibimos una contestación. 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: