Artistas ecuatorianos exponen "Accidentes geográficos" en Madrid

- 30 de mayo de 2018 - 09:30
Centro de arte La Neomudéjar, de Madrid,
Fotos: Internet

Varios artistas ecuatorianos han creado un espacio de arte contemporáneo en el centro de arte La Neomudéjar, de Madrid, para incentivar el discurso sur-norte y "afrontar las tensiones históricas", explicó Fabiano Kueva, uno de los comisarios de la exposición.

"Accidentes geográficos", que podrá visitarse hasta el 5 de agosto, no es una exposición al uso, sino un espacio de creación que da cabida a todo tipo de manifestaciones artísticas, donde predomina el video en diferentes modalidades, pero también hay fotografía, performance, dibujos y bordados.

Son creaciones que "permiten repensar las geografías íntimas y colectivas de un país que pocas veces es realmente escuchado desde el norte", afirmaron los dos comisarios, Dayana Rivera y Fabiano Kueva.

La exposición, además, refleja las relaciones de los creadores con su pasado reciente, manifestó Ana Maria Carrillo, una de las artistas participantes, puesto que "Accidentes geográficos" también es una metáfora de los cambios que se han producido en diferentes ámbitos en Ecuador entre el año 2005 y 2018, que es el ciclo artístico que engloba.

Las más de 20 obras presentadas en este espacio forman parte de una propuesta de investigación "en torno al antes, durante y después de este intenso período político y económico que influenció las formas de hacer arte en el Ecuador", según un comunicado.

Entre las obras se pueden encontrar creaciones tan particulares como la de Santiago Reyes, una performance que forma parte de la serie "Push Up The Frame", donde el artista pinta un paisaje en su torso con la ayuda de un espejo y después lo traspasa a una secuencia de cuadros ("frame" en inglés) haciendo flexiones ("push up" en inglés) sobre estos, hasta que el cuerpo y el óleo se agotan y la imagen desaparece, explicó el artista.

Otra de las obras a destacar es "Rituales Hospitalarios: El huésped hostil", de Raúl Ayala, que plantea, entre otras cosas, una reflexión personal del artista sobre cultura y territorio, ya que él se considera huésped hostil en Estados Unidos, país en el que reside actualmente.

La creación de Ayala es un dibujo de café molido sobre lienzo realizado en el suelo, pero además es una performance que invita al público a participar en un brindis con chicha de naranjilla (producto típico de Ecuador) colocándose sobre la obra, transformándola a lo largo de los meses que dure la exposición, describió el artista, para quien "el dibujo es una alegoría del camino y la historia que se hace al caminar". (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: