Antonio Correa Losada: "El límite de la FIL Quito es económico, no ideológico"

- 23 de mayo de 2018 - 00:00

Tres personas organizan la XI Feria Internacional del Libro de Quito, que se realizará en noviembre de 2018.

El escritor Antonio Correa Losada hizo una búsqueda de nombres para la FIL en Bogotá y Guadalajara.

El presupuesto de la FIL pasada partió de $ 400.000...

Eso tiene que ver con la complejidad y el gran espacio que usaremos, ahora estaría sobre los $ 500.000. Si uno quiere traer a un experto de la talla del neurocientífico colombiano Rodolfo Llinás, que registra las reacciones cerebrales durante un concierto sinfónico, tendría un costo alto.

¿Hay un autor definido entre los invitados a la Feria del libro?

De México vendrá el escritor José Gordón, un impulsor de la ciencia. Queremos darle énfasis a la ciencia, que parece un universo aislado de la literatura, el arte y la formación cotidiana, pero es necesario que no sea un hecho aislado ni de bata blanca como parece.

El curador, que ha participado en el Hay Festival y la FilBo, es Guido Tamayo, quien ya ha trabajado acá desde 2008.

¿Han considerado a nobeles?

Andamos detrás de Jean-Marie Le Clézio, el Nobel de los viajes. Pero también hemos estado en contacto con otros autores, a quienes aún no confirmamos, como el inglés Geoff Dyer, un experto en jazz o el indobritánico Salman Rushdie. Hay que ver presupuestos y el trabajo de traductores para traerlos.

¿Hasta cuándo se definirán?

Queremos hacerlo en un mes. La cultura es de gran amplitud y estamos abiertos porque no somos un partido político. Tenemos un límite de presupuesto, no ideológico.

¿Harán convenios con entidades que no se han vinculado?

Estamos en conversaciones con el Municipio para aprovechar la gran actividad que hace el Centro Cultural Benjamín Carrión. Queremos que a la feria entren propuestas de ellos, que ya han sugerido nuevos invitados, también de la historia y la política.

¿Qué piensa de la FIL que se realiza en Guayaquil?

Hay que rescatar su agenda, hecha por una académica (Cecilia Ansaldo), eso le da importancia porque las ferias deben tener una presencia académica y una comercial, pero cobrarle entrada al público es una limitante. Y el editorial debe ser un espacio con novedades y descuentos reales. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: