50 pabellones llenan de letras la Feria del Libro de Guayaquil

14 de octubre de 2012 - 00:00

Desde las 10:00 del 11 de octubre están inmersos en un mar de poesías la mexicana Daniela Camacho, el ecuatoriano-neoyorquino Álex Lima y los guayaquileños Tyrone Maridueña y César Eduardo Galarza, mientras a su alrededor un enjambre de abejas ocupadas, los organizadores de la Feria Internacional del Libro  (FIL) se esmeran para que el visitante viva en realidad una fiesta de la palabra y los libros.

La mayoría de visitantes hasta pasadas las 14:00 son de colegios y escuelas. Habían sido invitados a ser los primeros en probar la nueva FIL, que este año ocupa más espacio del Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo-MAAC del Centro Cultural Libertador Simón Bolívar.

Más de 50 pabellones hay en la FIL. Algunos son de nuevos invitados como la joven librería quiteña El Sabueso; Ideart, elaboradores de productos de diseño gráfico, con su propio texto educativo “A pintar con todos los colores”, y los escritores lojanos Juan Arias Bermeo y Leonardo Vivar Ayora, autodenominados Bípedos Depredadores.

Pero el corredor junto a la Sala Enrique Gil Gilbert es el que concentra más actividad, no porque ese sea el principal salón de actividades después del Auditorio Simón Bolívar, sino porque ahí se reúnen llamativos stands, como Camareta Cartonera, Flacso-Cartonera Intercultural, Casa Morada, Dadaif Cartonera, Trama Ediciones, y al fondo, el Cómic Club de Guayaquil, con un interesante banner sobre la discapacidad en los cómics, destacando el caso del personaje Bárbara Gordon, Batichica, y el del actor Christopher Reeve, Superman, entre otros destacados personajes ficticios.

Jóvenes universitarios también hacían suya la Feria consultando sobre todo a autoras independientes de poesía sobre su labor como escritoras y su presencia en el evento literario, mientras el pabellón de Prisa Ediciones estaba terminando de ser arreglado.  

Los institutos de enseñanza de inglés y Técnicas Americanas de estudio hacían de las suyas tratando de conseguir clientes, mientras Prisa ofertaba, entre otros, la edición conmemorativa de “La Ciudad y los Perros”, normalmente a $ 16, con un 20% de descuento, además de libros para niños basados en historias infantiles o narradas por Disney a mitad de precio. Sin  obviar las significativas rebajas en los precios de sus sellos Alfaguara, Taurus, Suma de Letras y el conocido 2x1 en las obras publicadas en Punto de Lectura. La tarde del martes tendrán una hora loca con todo su material al 50%. La feria no lucía muy poblada, pero era el primer día, y al menos el público mostraba interés en la oferta, pese a que apenas uno o dos curiosos las adquirían.     

Manabí como provincia invitada no podía ser menos que vistosa. Desde los exteriores tenía un par de cabañas, una de ellas sobre el centenario de la Hoguera Bárbara, y en el interior dispone de una sala completa para su literatura de mar y montaña, incluida la presencia de una de sus principales editoriales, Mar Abierto, de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí.

Desde las 11:00, los autores Camacho y Lima ya participaban de un segundo recital, en el interior del Auditorio Simón Bolívar, junto a Cristian Avecillas.

Los estudiantes pululaban alrededor del recinto ferial, donde aún se terminaba de alistar la logística para la salida y el distintivo para la tradicional cabina de registro.

Los colegios se entretenían con las actividades de Hilarte y el Sistema Nacional de Bibliotecas (SINAB), con bocadillos de mimo y juegos libres. En el espacio lector, al exterior del Pabellón Infantil, también se ubicaba la pequeña sala de eventos Nela Martínez y la ahora indispensable revista infantil Elé.

Era un día para recorrer. Eduardo Salvador ofertaba su mercancía de los Beatles junto al Cómic Club de Guayaquil; Trama Ediciones atendía a los lectores extranjeros con muestras de su revista Ecuador Infinito; Dadaif Cartonera, afilando el display de su exhibición permanente Letras de Cartón; Ideart y Bípedos Depredadores atendiendo a los pocos, pero interesados lectores que recorrían el pasillo que lleva a la Galo Galecio, y en el stand de Editorial El Conejo, una madre y su hija preguntaban por libros nacionales inusuales en estos tiempos.

El que se anexe la exposición permanente “Afroamericano” con proyección multimedia a la programación de la feria también permitía que estudiantes en pleno jolgorio del recorrido escucharan música con raíces afro y trataran de bailar la tradicional bomba. 

Raro era que los displays de los Ministerios de Cultura y Coordinador de Patrimonio no estuvieran listos para el horario matutino del primer día, pero de seguro se alistaban para la inauguración oficial, a las 20:00, en el escenario exterior contiguo al Auditorio, donde las ministras hablarían al público, Manabí ofrecería la presentación artística “Los mentados de la manigua” y la argentina Belessi, poetisa que en su juventud vivió en Guayaquil, presentaría el primer libro de toda su trayectoria literaria en Ecuador, inaugurando la Feria que se desarrollará hasta el 21 de octubre con el tema Memoria e Identidad.

Ya estamos en la cuarta jornada, y diariamente se puede disfrutar de las actividades del Pabellón Infantil, en horarios de 09:30, 10:00, 11:00, 11:30, 12:00, 14:00, 14:30, 15:00, 15:30, 16:00 y 17:00.
Cada día se darán al menos 20 actividades artístico-culturales con énfasis en la literatura, además del cine y el teatro.

Siembra la Memoria y la Identidad serán el eje, pero la cultura de Manabí es otro polo importante, sin mencionar lo planificado por el Ministerio Coordinador de Patrimonio. La agenda completa de la Fil, cuya entrada es libre,  abre ininterrumpidamente hasta el 21 de octubre, de 09:00 a 21:00.

Una invitada destacada es la docente y mujer de teatro colombiana Carolina Vivas, que estará hoy a las 18:00 en el conversatorio “Construcción de personajes teatrales”.

Desde mañana, el reconocido teórico argentino Adolfo Colombres dictará el taller “Una visión transcultural de la literatura” en la sala Taller 2 del MAAC.

El Auditorio Simón Bolívar sirve diariamente para presentaciones de cine nacional, entre ellas, el 20 de octubre se presentará un cine foro con “Sin otoño, sin primavera”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: