¿Y es necesario crecer en Ecuador?

- 17 de mayo de 2018 - 00:00

Todos creemos que el crecimiento es bueno. Queremos que nuestros bebés crezcan; que nuestros sembríos crezcan; y mirando a la naturaleza, el crecimiento es maravilloso, una saludable fuente de vida. Pero tomémonos un momento para mirar de nuevo este crecimiento. Nada en la naturaleza crece para siempre: las cosas crecen, se desarrollan y maduran; y es de esa única manera que pueden prosperar durante un largo tiempo.

¿Por qué entonces creemos que nuestras economías pueden ser sistemas únicos que den la vuelta a esta tendencia y tengan éxito en crecer para siempre? En su lugar necesitamos innovaciones financieras, políticas y sociales que nos permitan superar esta dependencia estructural del crecimiento, de tal manera que nos ayuden a focalizarnos en el desarrollo y el balance del bienestar social y los límites ecológicos y naturales que nos impone nuestra realidad.  

Necesitamos de alguna manera desmaterializar nuestra economía, pues esta dependencia a un crecimiento sin fin está emparejada con el uso de los recursos de tal manera que nos obliga a desbordar los límites que impone este amable planeta.

Estamos a tiempo, como país, de provocar la justa evolución que necesita nuestra economía. Hemos avanzado desde la sociedad tradicional, donde la producción está limitada por la tecnología disponible, sus instituciones y su mentalidad; y llegamos a crear un sólido sistema bancario y algunas industrias mecanizadas, pensando que el crecimiento era necesario para la dignidad nacional y el bienestar de los ecuatorianos. Explotamos los recursos como una suerte de interés compuesto en nuestro desarrollo; y aquí el crecimiento era la condición normal.

Eventualmente hemos madurado hasta reconocer que la industria que podemos tener es independiente de nuestra base de recursos y tomamos la idea del cambio de la matriz productiva; pero sin sentirlo ya habíamos alcanzado una etapa de consumo masivo, donde la gente quiere comprar todos los bienes que desea, si es que lo puede hacer. Está claro que siguiendo estos pasos no podemos seguir creciendo. (O)