Temas para el segundo año

- 30 de mayo de 2018 - 00:00

El mensaje – informe del Presidente permite estas reflexiones válidas para el segundo año de gobierno y con la base de la reestructuración y democratización de Alianza PAIS, lo que se debe dar en su próxima convención nacional, una vez superada la confrontación y redefinida la nueva política de alianzas, con la necesaria organización de un Frente Progresista.

Se debe reiterar en los objetivos de justicia, libertad, derechos, equidad, soberanía e integración solidaria, sobre la base de reafirmar una política internacional independiente y de paz, en el marco del respeto a los principios de autodeterminación de los pueblos y no intervención. Lograr acuerdos, tras diálogos francos, en un momento económico difícil, es necesario, sobre la base del interés nacional; jamás para volver al inicuo pasado, de privilegios y sometimiento.

Ejecutar un plan económico emergente es válido y necesario, en la medida que permita superar el déficit fiscal, nivelar la balanza comercial, renegociar la deuda externa, reactivar el aparato productivo, incentivar las inversiones y generar empleo; sin descuidar las reformas necesarias, en especial en el sector agropecuario, turismo y del conocimiento, como parte del Plan de Desarrollo que, como se ha recordado, tiene entre sus ejes centrales atender al ser humano en todas las etapas de la vida, que impulse políticas redistributivas, planifique, regule y controle, para evitar, el acaparamiento, especulación, evasión fiscal, abusos de poder.

Combatir la corrupción en firme, en forma planificada y recuperar legalmente los dineros robados al pueblo en todos los tiempos, no solo los recientes. Está pendiente los de la famosa “sucretización” de la deuda externa privada, endosada al BCE, que provocó una pérdida de unos $ 1.334 millones; el atraco y salvataje bancario, con el cual robaron $ 8.600 millones (70% del PIB de la época), los multimillonarios contratos amañados con las transnacionales petroleras y otras empresas corruptas, entre otros.

Buscar se devuelva al país los dineros exportados a paraísos fiscales. Luchar por la paz, con amplia unidad, comprendiendo que el entorno fronterizo es difícil; ya que el narcotráfico tiene tomada a Colombia, en Perú, 4 expresidentes están procesados por corrupción y en Brasil con un presidente de facto; junto a otros gobernantes cuestionados, que conforman el Grupo de Lima, al que la derecha quiere que Ecuador se adhiera.

Las raíces de la pobreza y la corrupción están en el sistema y en la voracidad utilitaria de las élites, que hay que superar. (O)