Encubrir y proyectar la corrupción

- 14 de enero de 2019 - 00:00

Luego de la posesión de Nicolás Maduro como ilegítimo Presidente de Venezuela, es de suponer que detrás de toda esa perpetuación en el poder, más allá del amor por el poder, siempre será para mantener a las infamias encubiertas.

Eso nos enseñaron las dictaduras. También es lo que está viviendo el Ecuador luego de haber salido de la dictablanda pasada y por eso hoy los escándalos de corrupción no cesan de aparecer. Quizá, el mayor logro del régimen actual no sea liberarnos de la debacle económica, pero sí asentar la lucha contra la corrupción y los corruptos… pero falta soltura.

El Presidente ha dicho que se denuncie todo acto de corrupción y aquel mensaje parece que se toma al revés, ¿a cuántos empleados de instituciones (públicas) que les sigan pidiendo dinero para conservar sus puestos, conoce usted amable lector? ¿A cuántos les piden dinero para obtener un cargo? ¿Por qué no denuncian? ¿Solicitar diezmos no es exclusivo de la Asamblea? Habrá que investigar otros dispositivos estatales.

Esas viejas prácticas que se fortificaron en el Gobierno pasado gracias al monumental aparataje de persecución y censura deben terminar. El miedo a denunciar en detrimento a “perder el trabajo” forma parte de la propia comodidad, convirtiéndole al no denunciante en un vulgar cómplice.

Si hubiera corrupción en la justicia, por ejemplo, que no nos sorprenda el “escrache” público y digital, o la justicia por mano propia. Hay algo que es cierto, el Estado tiene el monopolio de la seguridad ciudadana y eso resta autonomía y libertad. Y cómo hemos estado de mal, que para las elecciones seccionales los que sabemos se enlistaron en el partido del ahijado, quien decía que a los corruptos hay que cortarles las manos. Hoy él está preso por enriquecimiento ilícito. Tamaño descaro.

Los acusadores de corrupción terminaron siendo igual o más corruptos que los acusados. “Proyección” es el término psicoanalítico para esto y significa: ubicar en el otro lo que no se puede aceptar o ver de sí mismo. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: