Organizaciones saludables

- 21 de noviembre de 2019 - 00:00

El mundo ha cambiado sobre qué es la gerencia. Hoy, los directivos de las organizaciones se preocupan por la gestión ambiental eficiente, no solo para evitar el desperdicio y reducir costos, sino para mejorar las relaciones con sus clientes y sus empleados.

Los movimientos ambientales son cada vez más frecuentes y populares en todo el mundo. Se dan cuenta de que su calidad de vida depende de las condiciones de su entorno, incluido su entorno de trabajo. Y las organizaciones descubren que adoptar buenas prácticas ambientales evita problemas y ahorra dinero.

Es necesario lo que se denomina buenas prácticas de gestión ambiental, que pueden ayudar a responder las preguntas: ¿Su organización adopta prácticas ambientales que fomenten resultados ecoeficientes y que contribuyan a la calidad ambiental del lugar de trabajo? ¿Las prácticas ambientales promueven cambios positivos en la vida de los empleados y clientes?

Las organizaciones, así como las familias y las personas, son responsables de promover el desarrollo sostenible, por lo que conceptos como modernización, tecnología, conocimiento, optimización de recursos, reducción de residuos, sentido común y responsabilidad deben tomarse en serio. Es necesario un menor consumo de agua, ahorro de energía, reciclaje de materiales, separación de residuos reciclables, optimización del uso del papel y más.

Muchas compañías están motivando a sus empleados a adoptar buenas prácticas ambientales que cambien el estilo de vida de todos. Convencer a los empleados de recibir facturas de electricidad y teléfono por correo electrónico, por ejemplo, ya garantiza una reducción muy interesante en papel. Dichas facturas se pueden pagar a través de internet. Las paredes con aislamiento térmico reducen la necesidad de aire acondicionado.

Es deber de todos trabajar tanto como sea posible para el desarrollo sostenible, entendiendo el papel de cada uno en este proceso y las consecuencias de nuestras acciones. En cualquier momento, pequeños gestos para proteger el medio ambiente en el que vivimos pueden marcar la diferencia. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: