El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mar.2/Mar/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Xavier Villacís

Medio millón a la basura

19 de enero de 2021 00:00

A lo mejor culpables de todo este desbarajuste social y político que sufre el país -el cual parece nunca acabar- la tienen los españoles cargados de cuanta enfermedad se conocía en el siglo XV, y que arribaron por estas tierras sedientos de todo. Este mal presente que hoy sufrimos los ecuatorianos, como si de una maldición gitana se tratase, pudo agravarse luego en la colonia, transitar esa estela de infortunio por la independencia, y luego, en esos años donde el montuvio y el indio eran parte de una propiedad, en medio de violaciones, esclavismo e infinidad de abusos, establecerse definitivamente entre nosotros.  

Sí, tal vez resulte descabellado pretender encontrar motivos de esta mala suerte que enfrenta el país desde sus inicios y agravada ahora por la pandemia del covid-19. Pero es que ante tanta mala suerte ya no se sabe que pensar. Para ejemplo de esa recurrente afectación que nos ocasionan, sobre todo, los malos administradores de nuestros recursos, está el papelón de las papeletas electorales. Un hecho que al conocerse nos generó un coraje extremadamente fundado, al saber como en la peor crisis de nuestra historia, tiempos donde muchos sobreviven impagos y sin liquidaciones desde el Estado, otros sin empleos e incluso ya en la mendicidad, se pierde más de medio millón de dólares y pretendan seguir como si nada pasó.

Un dinero que pudo destinarse para salvar vidas en un hospital público o entregar raciones alimenticias, terminará incinerado y los responsables tranquilos en sus asientos de consejeros del CNE ¿Cuál fue el afán que los llevó a la loca y los hizo correr a imprimir papeletas sin el control necesario y obligado por ley? Cualquier persona honesta responderá lo que el sentido común concluye: ningún otro afán que cerrar el paso a la inscripción de un candidato presidencial que, de haber entrado a la papeleta electoral, rompía un esquema desde donde se proyecta triunfe el actual ungido de la componenda. Para defender ese esquema, a los consejeros del CNE no les importa incumplir cuanta sentencia del Contencioso Electoral exista ni menos mandar al tacho de basura medio millón de dólares de todos los ecuatorianos. 

Las más leídas