El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.1/Dic/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Jéssica Jaramillo Y.

Manual para candidatos

19 de diciembre de 2020 00:00

Tenemos claro que cuando una persona inscribe su candidatura, lo hace sabiendo que va a administrar lo público y que debe conocer conceptos básicos; así, debe tener claro qué son las finanzas públicas, de qué se tratan y cómo sus decisiones deben sujetarse al presupuesto.

La actividad financiera del Estado por ejemplo, está dirigida a procurar los medios necesarios para la producción de bienes y servicios aptos para consentir el cumplimiento de los fines económicos o extraeconómicos.

Las finanzas públicas por su parte, se orientan a examinar cómo el Estado obtiene sus ingresos y efectúa su gasto. Pues, para invertir y contratar hay que nutrir la caja, conocer la fuente de financiamiento y quién lo va a ejecutar.

Para Giuliani Fonrouge el Estado debe cumplir funciones complejas para lograr sus fines: definir objetivos, erogaciones, obtención de recursos, gestión y manejo de éstos. Por esta razón, administrar el presupuesto del país, la ciudad o las instituciones tiene un procedimiento para configurar la voluntad estatal y contratar. Proceso que debe ser transparente, libre de intermediarios, comisionistas, coimeros y sinvergüenzas que pululan en campañas electorales, con la promesa de financiar candidatos para en el futuro recibir contratos.

El grave problema de la política en el Ecuador es que está completamente separada de estos conceptos y para el ciudadano lo administrativo no tiene peso alguno el momento votar; pero tendrá impacto en su vida diaria, cuando no se puedan cumplir con las promesas electorales.

Por ello cuando se eligen autoridades debemos dejar de lado la popularidad, el show y evaluar competencias, conocimientos, honestidad y quién financia la campaña.

Los candidatos, deben tener claro que el Estado tiene un fin social, el mismo que está sobre los intereses privados, y de sus decisiones dependerá la vida de quien merece salud, educación, seguridad, sostenibilidad, vivienda, trabajo y libertades.

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado