Guayaquil y Bolívar

- 25 de julio de 2018 - 00:00

El pueblo de Guayaquil, que hoy celebra 483 años de fundación, históricamente ha rendido homenaje al Libertador Simón Bolívar, el más grande de los americanos, cuyo natalicio hace 235 años se festejó ayer.

Las siguientes manifestaciones de admiración y cariño lo muestran. “Y el rayo que en Junín rompe y ahuyenta/ la hispana muchedumbre/que, más feroz que nunca, amenazaba/ a sangre y fuego, eterna servidumbre;/ y el canto de victoria/que en ecos mil discurre, ensordeciendo/ el hondo valle y enriscada cumbre,/ proclaman a Bolívar en la tierra/árbitro de la paz y de la guerra”. (José Joaquín de Olmedo. “La Victoria de Junín, Canto a Bolívar”). “El pueblo de Guayaquil hace una solemne manifestación de su amor y eterna gratitud al Libertador Simón Bolívar por sus incomparables servicios a la causa de la libertad, al nombre y gloria de Colombia, y por sus señaladas consideraciones a este pueblo”. (Art. 7.- Acta de Separación de la Gran Colombia, 19 de mayo de 1830).

 “A Dios glorificador, Bolívar creador, libertador, padre de la patria, a su Colombia, al pueblo americano dio con leyes, con armas, con triunfos inmortales, ser, nombre, libertad, poder y gloria”. (José Joaquín de Olmedo para el túmulo levantado en Guayaquil, en sus honras fúnebres).

“… Está y se alza sobre los grandes de la tierra, no porque hubiese sido el hijo afortunado de la guerra, sino porque fue, es y será Padre de la Libertad de un mundo, y de la libertad humana, cuyo estandarte llevó en triunfo desde las playas del Orinoco hasta clavarlo audaz y vencedor en la cima del lejano y helado Potosí, para asombro y gratitud del universo…”. (Alfredo Baquerizo Moreno, Presidente del Senado, diciembre de 1930). “Bolívar dejó numerosa descendencia espiritual. Muchos han sido, son y sin duda serán en los tiempos a venir, los hijos de su pensamiento, los seguidores de sus doctrinas, los soldados rezagados del inmenso ejército de patriotas que han esperado y esperan, esparcidos por las tierras de América Latina, el retorno del jefe inmortal, ansiosos de participar en las nuevas batallas por la unidad de Hispanoamérica y por su real y definitiva independencia”. (Dr. Antonio Parra Velasco, Rector de la Universidad de Guayaquil).

Bolívar vive, está presente, hoy más que nunca en el gobierno, que es bolivariano y alfarista. (O)